Derrotas sorpresivas y triunfos previsibles en los municipios del conurbano sur

En Lanús, fue derrotado el veterano caudillo peronista, Manuel Quindimil y en Almirante Brown perdió Jorge Villaverde, otro tradicional líder del PJ. En Echeverría, perdió Alberto Groppi. Jorge Rossi ganó en Lomas, Cacho Alvarez en Avellaneda y Alejandro Granados en Ezeiza.

Si bien muchos intendentes del sur del conurbano lograron renovar sus mandatos, como los de Lomas, Avellaneda y Ezeiza, otros cayeron sorpresivamente derrotados a manos de nuevos dirigentes, como ocurrió en Lanús, Almirante Brown y Esteban Echeverría.

Las caídas más notorias fueron las de Manuel Quindimil —intendente de Lanús desde 1983— y Jorge Villaverde —ex jefe comunal de Almirante Brown, ex senador nacional y actual diputado— quienes hasta ahora se habían mostrado invulnerables.

En Lanús, el odontólogo Darío Díaz Pérez, diputado provincial por el peronismo, derrotó con el 37 por ciento de los votos a Quindimil, que obtuvo solo 28 por ciento.

De esta manera, Díaz Pérez, próximo intendente de Lanús, logró terminar con el reinado del veterano caudillo, que se había iniciado en 1973 –sólo interrumpido por el golpe de Estado de 1976-. y renovado en 1983, en elecciones dudosas.

Otro jefe del peronismo bonaerense derrotado fue Jorge Villaverde de Almirante Brown. En este caso el triunfador fue el legislador provincial y productor frutihortícola kirchnerista Darío Giustiozzi, quien obtuvo el 30 por ciento de los votos, contra el 25 del actual diputado nacional .

Otro tanto ocurrió en Esteban Echeverría donde Fernando Gray, funcionario del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con el 27 por ciento de los votos, se impuso al partido vecinal del intendente Alberto Groppi, —denunciado en los últimos meses por sus vínculos con la última dictadura— quien obtuvo el 19,5 por ciento.

Groppi, quien fue comisionado municipal durante el último tramo de la dictadura, fue electo por primera vez en 1995 y se mantuvo desde entonces al frente de la intendencia. Ahora, aunque apoyaba la fórmula presidencial de Cristina Kirchner y la candidatura de Daniel Scioli a la gobernación, perdió con Gray, quien apoyaba a los mismos candidatos.

En Lomas de Zamora, la puja interna se definió a favor de Jorge Rossi, el actual intendente que también tomó parte en las elecciones alineado con el kirchnerismo, como el resto de sus competidores.

Rossi obtuvo el 32,5 por ciento de los votos a intendente, mientras que Osvaldo Mercuri se quedó con el 24,5 por ciento y el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Roberto “Chino” Navarro solo llegó al 11 por ciento.

En Avellaneda, en intendente Baldomero Alvarez se impuso con el 33 por ciento de los votos a José Alessi, también del Frente para la Victoria, que obtuvo el 22 por ciento.

Más cómodo fue el triunfo de Alejandro Granados, en Ezeiza, quien logró renovar su mandato con alrededor del 60 por ciento de los votos.

TOD-HRC-EV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>