theme/images/banner_web300dpi.jpg
LANÚS

Denuncian malnutrición en chicos que asisten a comedores comunitarios

Fecha de publicación: 4 octubre, 2019

Los datos corresponden al primer semestre del Indicador Barrial de Situación Nutricional (IBSN). El 23.3 por ciento de los niños y adolescentes de 2 a 19 años que asisten a comedores comunitarios en Lanús presentan sobrepeso, un 16.4 obesidad y el 1.7, bajo peso.

comedor comunitario


El 41,47 por ciento de los niños, niñas y adolescentes que concurren a merenderos y comedores comunitarios del municipio de Lanús presentan malnutrición en alguna de sus variables, de acuerdo al Indicador Barrial de Situación Nutricional (IBSN) realizado por las agrupaciones Somos Y Barrios de Pie.

El estudio arrojó que sobre un total de 1032 niños y adolescentes de 2 a 19 años que asisten a estos espacios en Lanús, el 23.3 por ciento tiene sobrepeso, el 16.4 tiene obesidad, y el 1.7, bajo peso.

En contacto con AUNO, el referente de Barrios de Pie Lanús y candidato a concejal por el Frente de Todos Pablo Arburua, explicó que trabajaron con los comedores comunitarios porque “son el verdadero termómetro social, donde más se manifiesta la crisis” por la que atraviesa el país. “Los chicos que asisten a estos espacios de contención comen lo que pueden y eso se refleja en una elevada desnutrición”, agregó.

Arburua remarcó que la “gordura” que muestran los chicos analizados no es un sinónimo de exceso de alimentación, sino que la misma es de mala calidad y basada en harinas, esto se debe a que “los gobiernos nacionales, provinciales y municipales solo entregan fideos a los comedores”.

“Siempre denunciamos que el gobierno no entrega alimentos frescos a los comedores escolares y comunitarios. Sin carnes, frutas y verduras los niños no pueden desarrollarse plenamente, y eso hace parte de la problemática de la pobreza crónica”, señaló el militante.

description

Arburua también apuntó contra el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, por “cajonear” la aplicación de la emergencia alimentaria, aprobada en el Concejo Deliberante hace tres semanas.

La ordenanza que decreta la emergencia alimentaria en el municipio especifica que para la aplicación de los paliativos para la crisis alimentaria se debe convocar un Consejo Consultivo, que planifique los pasos a seguir, y el mismo no fue convocado aún.

El referente del Frente de Todos propuso avanzar en la elaboración de un programa municipal de seguridad alimentaria y nutricional, a fin de garantizar el derecho a la alimentación, articulando con la comunidad y sus instituciones. “El objetivo es asegurar el acceso al alimento a familias en situación de vulnerabilidad socioeconómica, posibilitando a niños, niñas y adolescentes una nutrición adecuada, suficiente y de calidad”, explicó.

“Construir un diagnóstico pormenorizado, una evaluación permanente, definir un modelo de gestión ágil y mejorar los estándares de seguridad alimentaria en los comedores escolares y comunitarios es imprescindible”, manifestó Arburúa.

Los resultados del primer semestre de 2019 del IBSN, que monitorea el estado de salud alimenticia de los niños y adolescentes del municipio, se asemejan a las estadísticas del INDEC, que arrojó que la pobreza en el mismo periodo alcanzó a más del 35 por ciento de los argentinos, y en el conurbano la cifra supera el 39 por ciento.

De acuerdo al instituto de estadísticas, uno de cada dos niños, niñas y adolescentes menores de 14 años es pobre, y el 13 por ciento no llega a cubrir la canasta alimentaria, se informó en un comunicado.

AUNO-4-10-19
SO-SAM

Última modificación: 10 de octubre de 2019 a las 19:16
0
0

Hay 0 comentarios

captcha