Volverán a marchar para pedir justicia por Pablo Tito

Vecinos reclaman que se avance en la investigación y se refuerce la seguridad en la zona. Será mañana a las 18 desde Roldán y Ñanduty hasta el centro de Banfield.

Lucía Paz

Lomas de Zamora, mayo 5 (AUNO).- Con la bandera de “Justicia por Pablo”, familiares y amigos de Pablo Tito, el joven asesinado el 25 de marzo por seis motochorros que intentaron robarle la moto, volverán a marchar en Banfield para exigir a las autoridades que garanticen seguridad en el barrio y a la fiscalía que lleva adelante el caso que avance en la investigación.

En esta tercera movilización, no habrá bombos ni platillos, sólo banderas, remeras blancas y el silencio de quienes acompañan a la familia en esta lucha.

La marcha, organizada por familiares y amigos, partirá a las 18 desde el lugar donde Pablo fue asesinado, en la esquina de Roldán y Ñanduty, y llegará hasta el centro de la localidad.

En diálogo con AUNO, Sergio Tito, hermano de la víctima, afirmó que el pedido es de “toda la gente de Banfield que se cansó de ser robada y lastimada por delincuentes”, y agregó que “la cuestión es seguir exigiendo que las autoridades trabajen como corresponde: cuidándonos y protegiéndonos para que no haya más víctimas como Pablo”.

El miércoles pasado los vecinos se reunieron con el Secretario de Seguridad de Lomas de Zamora, Héctor Corrado, y le pidieron que haya más patrulleros y que se poden los árboles que dificultan la iluminación en algunas zonas de Banfield.

Sin embargo, según Tito, los vecinos sólo recibieron “promesas y palabras”, ya que al día siguiente un amigo suyo fue asaltado por “dos motochorros que iban sin casco y con armas a plena luz del día. “¿Cómo puede ser que no se controlen estas cuestiones mínimas de quienes van por la calle?”, se preguntó.

“El compromiso social es lo que me hace sentir más en pie: el apoyo de todos los amigos, compañeros y gente que pasó por situaciones similares. Gracias a ellos me recargo de fuerza y energía, y no me quedo en mi casa llorando”, afirmó.

El caso

La noche del 25 de marzo, Pablo regresaba a su casa cuando fue abordado por seis delincuentes que se movilizaban en tres motos. Le dispararon dos veces y lo dejaron agonizando en el piso. Pablo murió en brazos de su padre camino al hospital Luisa Gandulfo, de Lomas de Zamora.

El 7 de abril la Policía anunció que, en una serie de allanamientos realizados en Lanús Este, habían sido detenidas cuatro personas. Sólo uno de ellos quedó demorado unos días y luego recuperó la libertad por “no encontrarse pruebas que lo vinculen con el caso”.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron que la instrucción “está complicada” porque los testigos directos no pudieron describir a los homicidas. Sin embargo, estos afirmaron que uno de ellos era “una mujer”.

La sospecha sigue en torno a una presunta banda de motochorros que efectuaba robos en la zona de Lanús y Banfield Este.

La causa es llevada adelante por la UFI 15 del departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Carlos Baccini.

AUNO-5-5-16
LTP-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>