Vecinos de Claypole volvieron a ocupar un predio

Habían sido reprimidos y desalojados por la policía, la semana pasada. Se movilizaron hasta la Municipalidad y advirtieron que harán cortes de calles durante toda la semana, a partir de mañana.

Belén Escobar

Lomas de Zamora, marzo 19 (AUNO).- Vecinos de la localidad de Claypole volvieron a ocupar un terreno del que fueron desalojados el martes pasado con una fuerte represión policial que destruyó e incendió todas sus pertenencias.

“Volvimos porque realmente lo necesitamos, no tenemos donde vivir. Queremos pagar por las tierras y aún así no quieren que nos quedemos”, contó a AUNO Andrea Alfano, una vecina del asentamiento.

El predio de seis cuadras por dos, ubicado entre los barrios Suterh I y Suterh II, que albergaba a más de 250 familias desde febrero de este año, según los ocupantes era un “basural” y ahora es un lugar habitable. “Acá no había nadie y ahora que estamos nosotros nos quieren echar”, relató el delegado Benjamín Fernández, quien resaltó que los oficiales fueron con una orden de allanamiento, y no de desalojo la mañana en que los echaron.

Las familias que ocuparon la propiedad privada se movilizaron a la Municipalidad de Almirante Brown en busca de una solución luego de que fueron reprimidos pero, según contaron, las autoridades del distrito sólo le ofrecieron reponer colchones y frazadas. No obstante, añadieron, la mercadería prometida “nunca llegó” a las direcciones donde vivían momentáneamente los desalojados.

“Nuestras viviendas están hechas con tres palos y nylon porque nuestros hogares fueron destruidos y quemados, al igual que todas nuestras cosas. El Estado nos echa, pero no nos da una solución”, explicó Fernández, quien detalló que ofrecieron pagar por el terreno 400 pesos mensuales por familia para poder vivir allí de modo legal.

Los habitantes del asentamiento destacaron que durante la represión policial de la semana pasada, niños y mujeres fueron “maltratados”. “Una chica tiene toda la cara raspada porque le patearon la cabeza. Los mismos policías dijeron que si rompíamos las pelotas nos iban a pegar sin piedad”, denunció Florencia Dallinger, otra portavoz.

A pesar de que sólo volvió una parte de la totalidad que fueron expulsados del terreno días atrás, los vecinos del predio pronostican que próximamente se sumará más gente. “Un compañero que echaron de acá ahora tiene que dormir en una silla, en una casa de prestado y cuando comentamos este ejemplo a los funcionarios que nos recibieron respondieron que no teníamos de que quejarnos porque habíamos conseguido un techo para dormir”, expuso Dallinger.

Ante la ausencia de alguna respuesta que los conformara, los ocupantes cortaron la avenida Monteverde, a la altura de la entrada a Claypole y tienen planeado hacerlo durante toda la semana a partir de mañana con el objetivo de recibir alguna solución.

MBE-AFD
AUNO-19-03-12

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>