Una tarde en Brown con Chávez y Cristina

Fueron a firmar acuerdos internacionales y anunciar la construcción de viviendas a cargo de la fundación Madres de Plaza de Mayo. Hablaron frente a obreros de la construcción. Los organizadores del acto evitaron la estética partidaria. También Estuvieron Hebe de Bonafini, Néstor Kirchner, Darío Giustozzi y gran parte de la cúpula del gobierno nacional.

En el marco de la presentación oficial de dos convenios sociales que se aplicarán en todo el país, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuvieron en el polideportivo de Ministro Rivadavia, en Almirante Brown, y firmaron acuerdos comerciales entre los dos países, dos planes para promover políticas de educación, salud y trabajo para familias en situación de alta vulnerabilidad y para la construcción de 5000 viviendas en la provincia de Buenos Aires, 160 de las cuales serán en el distrito y estarán a cargo de la fundación Madres de Plaza de Mayo.

La iniciativa a cargo de las Madres es “Sueños Compartidos”, la otra es el plan nacional de abordaje integral “Ahí, en el lugar”, ambas tienen el fin de apoyar obras de desarrollo de los partidos del conurbano bonaerense como así también para “promover el progreso en todas las zonas marginadas de la Argentina y América Latina”, según coincidieron los mandatarios.

Hacía 15 años que un presidente de la Nación no visitaba Almirante Brown. Luego de la suspensión de la visita de Cristina Kirchner el pasado 30 de julio –-postergada por la reunión entre la mandataria y el vicepresidente Julio Cobos—, ayer, en medio de un enorme despliegue policial y una agenda con visitas internacionales, la Presidenta junto con Chávez y figuras de la política nacional, provincial y municipal

“Con olor a pueblo argentino”, tal como lo definió un vecino de Almirante Brown que participó del acto, la gente comenzó a amontonarse alrededor de las 16 en el iluminado gimnasio del polideportivo ubicado en las calles 25 de Mayo y Quiroga.

Pese a la vacilante lluvia que amenazaba de tanto en tanto, el clima en el interior del recinto se tornaba cada vez más cálido y bullicioso. El perímetro estaba cercado por un importante operativo de seguridad, pero no faltaban las distintas líneas de colectivos que llegaban colmadas y estacionaban alrededor del lugar, vehículos particulares y gente saltando charcos para ingresar.

La música de Diego Torres acompañaba la espera del comienzo del acto. La gente se ubicó en el centro del salón, sin estandartes, sin carteles, sólo pequeñas banderitas celestes y blancas, y globos de los mismos colores. Tampoco faltaron las fotos de Evita y la presencia de un grupo de obreros con cascos amarillos ubicados a un costado del escenario, que tendrán a su cargo la construcción de las viviendas financiadas por el Estado.

Entre aplausos y ovaciones, las autoridades nacionales, provinciales y municipales subieron al escenario pasadas las 18.30. Un detalle: en el escenario se destacaba y evidenciaba la asistencia de la figura internacional; junto al mástil con la bandera argentina y bonaerense se encontraba la de Venezuela.

Luego del apasionado recibimiento de la gente, el intendente de Almirante Brown, Darío Giutozzi, abrió el acto destacando la “cantidad y calidad de trabajo para la población de Almirante Brown” que anticipaban los anuncios presidenciales, y afirmó que estos convenios sociales “lograran el progreso, ya iniciado, en el distrito”.

El intendente agradeció el importante apoyo político, y no sólo resaltó la presencia de los dos mandatarios, sino también la del ex presidente de la Nación Nestor Kirchner; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; ministros nacionales y secretarios municipales que tuvieron una participación activa en la firma de los planes. Además el jefe comunal hizo una mención especial a las propulsoras del proyecto “Sueños compartidos”, que prevé la construcción de 160 viviendas en Brown, las Madres de Plaza de Mayo, cuya presidenta, Hebe de Bonafini, también estuvo en el escenario.

Al finalizar el discurso de Giustozzi, con música de “La Sole” Pastorutti de fondo, dos pantallas ubicadas a los costados del escenario sintetizaron el objetivo de los planes impulsados para todo el país.

El plan “Ahí, en el lugar”, presentado por la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, consiste en la implementación de políticas públicas integrales orientadas hacia el efectivo cumplimiento de derechos sociales como la educación, la salud, el trabajo, la vivienda y la cultura. Mientras que la “Misión Sueños Compartidos”, de la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo, prevé la creación de un espacio urbano a partir de la construcción de viviendas, calles, redes cloacales y escuelas en la localidad de Ministro Rivadavia.

De a ratos, la gente se dispersó y hasta la Presidenta generó recatados diálogos al oído de sus compañeros, que sin embargo se hicieron frecuentes durante el acto.

En consonancia con el gran operativo de seguridad que se montó por la visita de la Presidenta, Hugo Chávez estuvo escoltado y vigilado por dos hombres de traje negro que se acercaron con cierta distancia hasta él cuando se posicionó para hablarle al público expectante. Su discurso duró alrededor de media hora y evidenció “la profunda admiración que tiene hacia Cristina Kirchner y hacia todos los argentinos”. Resaltó, además, la importancia de la unión latinoamericana para el progreso y confesó sentirse “agradecido y conmovido” por participar de este acto, “símbolo de lucha por la dignidad social”.

Luego de sus clásicas anécdotas y ejemplos ilustrativos, en los que no faltó la mención de figuras como el “Che” Guevara, el ex presidente Juan Domingo Perón y el general José San Martín, Chávez finalizó su discurso reconociéndose “peronista” y con un: “Que viva Argentina. Que viva Venezuela. Que viva América Latina”.

Aunque ya en muchos se evidenciaba el cansancio, los aplausos se sintieron con la misma intensidad que al comienzo. De esta manera la gente recibió el discurso de la Presidenta, en el que afirmó que el significado de estos planes sociales “es estar ahí donde hace falta”, y que para ello “es primordial e insustituible el rol del Estado, para compensar el desequilibrio y combatir la pobreza e inseguridad”.

La intención de estos convenios, resaltó la mandataria, “no es regalar nada, sino devolver los derechos que les han quitado a los más humildes”. Por ello, ella y los miembros de su gobierno “aguantarán lo que sea necesario para ayudar a la Patria”, concluyó.

Muchos fueron los vecinos de Almirante Brown que asistieron al acto con el objetivo de escuchar lo que la Presidenta tenía para decirles y conocer por qué había elegido visitar el distrito brownaiano acompañada del presidente venezolano. Otros sin embargo, confesaron a esta agencia que su único interés eran los planes en los que estaban incluidos.

RCI-AFD
AUNO-05-08-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>