“Una mujer con mayúsculas”: El recuerdo de Nancy Uguet, una luchadora contra la violencia de género

Así la describió una de sus amigas, Marcela Morera. La fundadora del refugio Uguet Mondaca, para mujeres víctimas de la violencia machista, partió a los 54 años y dejó todo un legado en quienes tuvieron la suerte de conocerla: lucha, valentía y perseverancia.

Almirante Brown y la zona sur del conurbano bonaerense acaban de perder a una de las personas que más luchó para erradicar la violencia de género en la región. Nancy Uguet, fundadora y directora del refugio Uguet Mondaca de Burzaco, falleció este martes a los 54 años tras haber luchado durante largo tiempo contra un cáncer que la obligó a quedarse en cama en los últimos meses.

A raíz de esta triste noticia, AUNO habló con Marcela Morera, una de las referentes de “Atravesados por el Femicidio” -una agrupación de familiares de víctimas de este delito-, para recordarla por su gran labor en el refugio que llegó a albergar a más de una decena de mujeres víctimas de este flagelo y también a sus hijos.

“A Nancy la conocí por las redes. Ella hacía un curso en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora dictado por el Instituto de Políticas de Género Wanda Taddei. Yo estaba vinculada con el Instituto a raíz del femicidio de mi hija, Julieta Mena. Me mandó una solicitud de amistad por Facebook porque ella se enteró del caso de mi hija por la televisión”, comenzó a explicar sobre el inicio de su relación con la directora del refugio.

Nancy Uguet y Marcela Morera, abrazadas.

Con un poco más de cuatro años de amistad con Nancy, Morera recordó cómo llegó a forjar un gran vínculo con el refugio: “En el curso ella hablaba de un refugio para víctimas de violencia de género, yo no sabía ni de qué se trataba y le pregunté porque para mi era algo totalmente nuevo. Me contó que era un refugio que se mantenía por las donaciones de la gente y que no recibía subsidios del Estado”. “Así fue cómo empecé a juntar donaciones y en menos de un mes ya estaba ahí con un montón de donaciones para las chicas: ropa, alimentos y todo lo que se necesitaba. Desde aquel momento nos fundimos en un abrazo tan grande. De esos abrazos que no voy a olvidar en mi vida. De ahí en más, no nos separamos más”, agregó. Al día de la fecha, ella y Jimena Aduriz -madre de Ángeles Rawson, otra víctima de la violencia machista- son las madrinas del refugio. 

Al ser consultada sobre cómo describiría a la directora del refugio, expresó: “Nancy era una mujer increíble, era súper valiente. No le tenía miedo a nada, peleaba con quien tuviera que pelear para defender los derechos de una mujer y de sus niños, sin medir las consecuencias. Ella le ponía el pecho a las balas. Más de una o de uno que trabajan en las áreas de género de diferentes municipios del país no les llegan ni a los talones en cuanto a experiencia y conocimiento”. 

Además, destacó que dicha institución funciona desde hace 17 años de forma autónoma y solo recibe ayuda del municipio de Almirante Brown que colabora con alimentos colchones, materiales de construcción y camiones para el traslado de las donaciones. “En todos esos años no solo aprendió mucho sobre la problemática, sino que, además, luchó para que la escucharan y se empezaran a implementar mecanismos. Tuvo que pelearla mucho. Tenía su teléfono prendido las 24 horas del día. Si la llamabas a las tres de la mañana por una mujer que estaba corriendo peligro, enseguida iba. Se subía al patrullero y con la misma policía iba a rescatar a una víctima y a sus chicos”, sostuvo. 

Marcela Morera, Nancy Uguet y Jimena Aduriz con el cartel del “Ni Una Menos”.

Como recompensa a tantos años de esfuerzo y dedicación, el municipio la nombró “Personalidad destacada de Almirante Brown” en 2017. En paralelo, ese mismo año recibió el premio “Abanderados de la Argentina Solidaria”, un galardón que reconoce a los argentinos que se destacan por su labor solidaria.

A modo de reflexión, le pedimos que nos cuente cuál es el mayor deseo que tenía Nancy a futuro sobre la sociedad. Al respecto, remarcó: “Que la comunidad se involucre más. Que se entienda que a las mujeres no les gusta que las golpeen, sino que hay que ayudarlas a salir de esto porque es muy difícil comprender a una mujer que padece violencia sin vivirlo en carne propia. También, que se pueda trabajar en comunión, ya sea con la comisaría, los juzgados y demás instituciones. Algo que realmente se estaba logrando en Almirante Brown, pero que ella había motorizado”. 

Y agregó: “Esto no es una batalla de solo mujeres o de hombres, o del gobierno de turno, o de la comunidad. Es de todos, es de la única forma se va a poder lograr revertir la situación”.

Entrevista Nancy Uguet

La fundadora del refugio Uguet-Mondaca, Nancy Uguet, brindó su hogar como un espacio de contención para mujeres e hijos que viven en situaciones de violencia. El refugio, ubicado en Burzaco, recibe a mujeres de todo el país que no encontraron otro espacio de ayuda. ¿Conocés el trabajo de los refugios? Contanos.#crisálida #crisalida #refugio #mujeres #violenciadegenero #derechos #niunamenos #femicidio

Gepostet von Crisálida am Dienstag, 28. November 2017

Por último, volvió a resaltar sus grandes cualidades. “Las relaciones que logró construir, el gran trabajo en equipo que es tan importante. Y que no se logra así nomas, solo lo logra una persona que puede tener estas condiciones de líder. Era una mujer con todas las letras, una mujer con mayúsculas”, cerró muy conmovida.

AUNO-5-12-2019
CSD-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>