Una comisaría con una marca indeleble

“Aquí funcionó un centro clandestino de detención”, indica la placa que fue colocada sobre el frente de la Comisaría Primera de Almirante Brown, uno de los escenarios donde se cometieron detenciones ilegales y torturas durante la última dictadura militar. Es la tercera dependencia institucional del distrito que fue identificada como tal.

Lomas de Zamora, marzo 26 (AUNO).- “En esta comisaría de Adrogué, dependiente de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico militar”, reza la placa que fue colocada hoy sobre el frente de esa dependencia de seguridad, durante un acto del que participaron funcionarios y miembros de organizaciones de derechos humanos.

El encuentro se llevó a cabo en las afueras del edificio, ubicado en la calle Toll 1580, y el descubrimiento de la placa fue encabezado por el intendente Darío Giustozzi, junto con la secretaria de Derechos Humanos bonaerense, Sara Corbacho, y la subsecretaria de Derechos Humanos comunal, María Rosa Martínez.

Hasta la actualidad, en el partido de Almirante Brown se identificaron tres lugares que funcionaron como centros clandestinos de detención, los otros que ya habían sido señalizados anteriormente son la Comisaría Segunda de Burzaco y la Quinta de Rafael Calzada, según confirmaron a AUNO fuente de la comuna.

La placa que identifica a ése lugar como ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio de personas están inscriptas las tres palabras que tanto significan para el pueblo argentino: Memoria, Verdad y Justicia.

“El pueblo de Almirante Brown tiene destino, porque tiene memoria”, señaló Giustozzi, y agregó que “aunque da tristeza recordar lo que pasó, el tener destino da alegría y fortaleza de poder superar la adversidad”.

Las violaciones a los derechos humanos que se llevaron a cabo en esa comisaría durante el período del proceso se dieron a conocer a través de los años por medio de relatos de sobrevivientes, familiares de desaparecidos y organizaciones que, en forma conjunta, han logrado identificar más de cien centros clandestinos en la provincia de Buenos Aires.

LAS COSAS POR SU NOMBRE
Asimismo, la directora General de Cultura y Educación bonaerense, Silvina Gvirtz, anunció la firma de una resolución que cambiará el motivo del cese laboral que aparece en los legajos de docentes desaparecidos. De esta manera, en los legajos de las víctimas dejará de figurar “Abandono de Cargo” como causa del cese y será reemplazado por “Ausencia por Desaparición Forzada”.

“Es un acto de reparación para aquellas maestras, maestros, docentes de primaria y secundaria, que nunca abandonaron su pasión por la enseñanza y que fueron detenidos y desaparecidos en tiempo de terrorismo de Estado”, sostuvo la funcionaria durante un acto realizado en la Escuela Media 13 de Adrogué, donde también repartió las urnas usadas en 1983 que llegarán a más de 1900 centros de estudiantes.

También, Gvirtz entregó un nuevo título analítico con su verdadero nombre a Francisco Madariaga Quintela, quien es el nieto recuperado número 101.

Las personas presentes en el día de hoy, tanto familiares de víctimas como supervivientes, manifestaron este hecho como “simbólico” y que es un reconocimiento a lo que han vivido.

MP-AFD
AUNO-27-03-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>