Un quiebre en la Ley

La modificación de 2011 a la Ley de Concursos y Quiebras contempla al trabajador. En el estatuto anterior el concurso preventivo ignoraba a los obreros, pieza fundamental de la empresa. El comité de acreedores estaba formado por aquellos de mayor monto que casi siempre eran bancos. Se le daba prioridad a un banco, que si […]

La modificación de 2011 a la Ley de Concursos y Quiebras contempla al trabajador. En el estatuto anterior el concurso preventivo ignoraba a los obreros, pieza fundamental de la empresa. El comité de acreedores estaba formado por aquellos de mayor monto que casi siempre eran bancos. Se le daba prioridad a un banco, que si pierde su crédito a lo sumo pierde un negocio, y no a los trabajadores, para quienes perder un trabajo es no llevar el pan a casa.

A partir de esta modificación los trabajadores pueden opinar sobre la marcha del proceso y revisar los legajos de los créditos para comprobar que los dueños no están haciendo una quiebra fraudulenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>