Un nuevo homenaje a “La división perdida”

Alumnos del ENSAM de Banfield reivindicaron “la lucha de los compañeros desaparecidos” durante la última dictadura cívico militar y destacaron “la importancia de la memoria para la construcción de un futuro mejor”. El 11 de abril darán un “abrazo” al colegio para reclamar mejoras edilicias.

Juan Ignacio Lanari

Lomas de Zamora, abril 3 (AUNO).- Los alumnos de la Escuela Normal Superior Antonio Mentruyt (ENSAM) realizaron una jornada cultural en la puerta del colegio para recordar a los detenidos desaparecidos por la última dictadura cívico militar, entre los que se encuentran 31 alumnos y ex alumnos de esa escuela.

La tarde estaba nublada y amenazaba con llover. El día era gris en sintonía con la fecha: se conmemoraba el 32° aniversario del comienzo de la guerra de Malvinas. Un grupo de adolescentes se empezaba a reunir en la puerta de la escuela ENSAM, que permanecía cerrada. Sobre las rejas de la entrada principal había una bandera azul y roja colgada que tenía escrito con aerosol blanco la sigla “CEENSAM”, y a los costados estaban pegadas las fotos de 30 de los miembros de “la división perdida”, el grupo de estudiantes de esa escuela que fueron desaparecidos entre 1975 y 1979.

La esquina de Manuel Castro y Monteagudo, a metros de la entrada del colegio, estaba cortada. Algunas personas que pasaban por ahí se asomaban para ver qué ocurría. A medida que pasaba el tiempo se acercaban más jóvenes. La mayoría estaba dispersos en grupos chicos y aislados.

Un rato más tarde, las charlas entre los grupos cerrados se fueron terminando y se agruparon todos en la vereda del frente de la escuela. La mayoría se sentó en el piso y algunos se quedaron parados alrededor de un escenario improvisado con unos reflectores.

Para comenzar la jornada, los primeros que pasaron al centro del semicírculo fueron Martiniano y Ezequiel, dos alumnos de cuarto año que tocaron canciones de Pappo, Vox Dei y Spinetta. Con el ruido de los primeros acordes, el murmullo empezó a desaparecer y la atención de todos se centró en los dos adolescentes.

Una vez finalizado el repertorio, el público volvió a dispersarse y empezó a sonar música de fondo. Unos minutos más tarde, cuando la luz del día se terminaba, pasaron a escena un grupo de alumnos y ex alumnos de la escuela que representaron fragmentos del ciclo “Teatro por la identidad” (escenas cortas con testimonios de hijos de desaparecidos que cuentan cómo recuperaron a su familia luego de ser apropiados ilegalmente).

Para este momento, el clima en la gente ya era distinto al de hace un rato y en la cara de los presentes se empezaba a notar la emoción que se mezclaba con la angustia al recordar el trágico desenlace que tuvo el golpe de estado del 24 de marzo de 1976.

Después del teatro, la música volvió a hacerse presente en la puerta del ENSAM. Cuatro ex alumnos de la escuela, Nicolás, Gonzalo, Pablo y Tomás, trajeron de nuevo al rock de los setenta y entre canciones de Charly García, Sui Generis y Spinetta, aprovecharon para recordar a los desaparecidos, a quienes consideraron “más presentes que nunca”.

Como último número artístico, pasó al escenario Ignacio, otro ex alumno que representó la búsqueda sin éxito de la familia de una joven llamada “María” utilizando varias máscaras con las que interpretaba él solo a todos los personas. A lo largo del show, las risas que provocaban la tonada italiana del personaje del padre de María o los exagerados ademanes del comisario se alternaban con silencios absolutos cuando el público empezaba a predecir el triste desenlace: María formaba parte de los 30 mil desaparecidos por la dictadura.

Inmediatamente después de los aplausos, y sin romper el clima de sensibilidad que se había instalado en la gente, Malena Pedernera tomó el micrófono. La adolescente que preside el Centro de Estudiantes tenía puesta una remera de la agrupación H.I.J.O.S con la frase “Ni olvido ni perdón”.

En su discurso, resaltó la “importancia de la memoria como herramienta esencial para construir un futuro mejor” y explicó que la convocatoria se realizó para el 2 de abril porque “tiene todo que ver Malvinas con la dictadura”.

Además, destacó la militancia activa de los jóvenes de la “división perdida” a quienes consideró “idealistas que soñaban con un país mejor”. En medio de los aplausos de todos los chicos y los padres que se acercaron a la escuela, denunció el “mal estado” del edificio del colegio y anunció que el 11 de abril se realizará un “abrazo” a la escuela para “reclamarle al consejo escolar” mejoras en la infraestructura de la escuela.

JIL-AFD
AUNO-03-04-14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>