Un final previsible

“El Taladro” descendió a la B Nacional tras perder por 0-3 ante Colón. El presidente del club, Carlos Portell, renunció a su cargo y el entrenador Eduardo Acevedo también presentó su dimisión. Envuelto en una crisis deportiva e institucional, el equipo de la zona Sur del GBA vuelve al fútbol de ascenso después de once años.

Lomas de Zamora, junio 24 (AUNO).- Banfield cayó por 0-3 ante Colón en el Florencio Sola y descendió a la Primera B Nacional después de haber jugado once años en la Primera División del fútbol argentino. La victoria (3-1) de San Lorenzo ante San Martín de San Juan fue determinante para la suerte del conjunto dirigido por el uruguayo Eduardo Acevedo, que anticipó que dejará su cargo. Además, el presidente del club, Carlos Portell, renunció a su cargo. Un desenlace fatal pero previsible para un equipo que apenas cosechó 22 puntos a lo largo de la temporada y que retorna al fútbol de ascenso envuelto en una crisis deportiva e institucional que parecía impensada hace dos años y medio, cuando el elenco que condujo técnicamente Julio Falcioni obtuvo el primer título de la institución en la máxima categoría de la AFA.

“El Taladro” cayó en zona de Promoción el pasado fin de semana, cuando perdió por 1-3 frente a Belgrano, en Córdoba. Aunque dependía de sí mismo para zafar de la reválida y el descenso directo, el equipo no logró revertir ante “El Sabalero” la debacle futbolística que arrastraba desde hace varias fechas.

Así, Banfield salió al campo de juego para enfrentar a Colón con varias combinaciones matemáticas favorables, pero sin ideas. Algo que se evidenció desde los primeros minutos del partido.

En los primeros 30 minutos del partido, los santafesinos liquidaron cualquier arresto de ilusión de los simpatizantes albiverdes con un contundente 0-3 que exhibió todas las falencias de un Banfield derrumbado anímica y futbolísticamente.

A medida de que llegaban las noticias de los goles que San Lorenzo convertía en el Nuevo Gasómetro ante San Martín, que le permitieron acceder a la Promoción y mandar al descenso directo a este alicaído Banfield, la frustración y el dolor de algunos hinchas se convirtió en indignación.

A los 38’ del segundo tiempo, cuando San Lorenzo se imponía por 3-1 ante los sanjuaninos, algunos hinchas comenzaron a arrojar elementos contundentes al campo de juego y el árbitro del encuentro, Federico Beligoy, decidió la suspensión.

Los jugadores de “El Taladro” se fueron de la cancha cabizbajos y envueltos en lágrimas. Algunos los insultaron, otros, los ignoraron. En el vestuario, Acevedo renunció y horas después trascendió la dimisión de Portell, en el poder desde 1998. Telón para un final doloroso, aunque previsible. Banfield deja la Primera División, deberá refundarse y volver a empezar. Una tarea dura, ardua, aunque posible si se emprende con seriedad. Dependerá ahora de los dirigentes que tomen la posta.

AUNO-24-06-12
LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>