Un duro golpe en la altura

El “Granate” cayó sin atenuantes por 4-0 ante Liga Universitaria de Ecuador, en un duelo de ida válido por los octavos de final de la Copa Sudamericana que se disputó en la ciudad de Quito, a los 2.800 metros sobre el nivel del mar. De esta forma, el elenco que dirige Luis Zubeldía complicó seriamente sus posibilidades de avanzar en el certamen internacional.

El argentino Claudio Bieler, ex jugador de Colón de Santa Fe, se convirtió en un auténtico verdugo para Lanús, al señalar los primeros tres goles del equipo ecuatoriano durante el primer tiempo.

Bieler abrió la cuenta con un certero cabezazo que tomó completamente desprevenida a la defensa granate, a los cinco minutos de juego. Poco después, aumentó la cuenta al concretar una jugada de contragolpe, y con un penal, marcó el tercero de su cosecha personal.

Y las tres conquistas del santafesino no hicieron más que evidenciar el desconcierto que mostró el visitante durante la primera mitad del encuentro.

Lanús careció de orden defensivo y no tuvo contundencia a la hora de ir en busca del descuento, es más, los ecuatorianos estuvieron cerca de aumentar la diferencia en varias oportunidades.

En el complemento, Liga manejó la pelota y procuró administrar de manera criteriosa la diferencia lograda en los 45 minutos iniciales.

El “Granate” hizo lo que pudo, pero a la falta de claridad futbolística le sumó el lógico desgaste físico que ocasionan los 2.800 metros de la ciudad de Quito.

Sólo Sebastián Blanco, con un remate cruzado que tapó el arquero Alexander Domínguez, generó la chance más clara que el elenco del Sur del GBA tuvo en el encuentro.

Sobre el final, Maximiliano Velázquez le cometió falta a Pedro Larrea Lara y el árbitro, Wilmar Roldán, cobró penal. Santiago Hoyos Y Adrián Peralta se fueron expulsados por protestar y Edison Méndez puso el 4-0 al ejecutar un potente remate que se coló a la izquierda del arquero Mauricio Caranta.

El 1 de octubre, en la “Fortaleza” de Guidi y Arias, Lanús tendrá por delante la difícil tarea de torcer la historia. Parece difícil, sobre todo por el mal momento que atraviesa el equipo, pero en el fútbol nunca está dicha la última palabra. Al equipo de Zubeldía le queda entonces aferrarse al milagro con el propósito de revertir está dura derrota.

AUNO-24-09-09
LDC
DEPORTES@AUNO.ORG.AR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>