Solidaridad en las aulas y en los barrios

Desde una universidad pública llevan a cabo la iniciativa de transmitir la solidaridad a través de clases teóricas y con visitas a barrios populares donde la ayuda se manifiesta como una práctica permanente.

Por Favio Orellana

(AUNO-TERCER SECTOR*) Hace más de dos años los profesores de la Universidad de San Martín se preguntaron si la solidaridad puede enseñarse desde una institución académica. La respuesta, debidamente fundada, derivó en el lanzamiento del Curso de Formación Básica de Cultura Solidaria que dictan desde 2002 y que por primera vez este año se puede cursar en la ciudad de Buenos Aires. “Los 4 puntos cardinales de la solidaridad” es el nombre del curso que busca que las personas incorporen los fundamentos básicos de la cooperación a su vida cotidiana.
“En realidad lo que se puede hacer es ir suplantando, aunque sea de a poco, y en espacios mínimos, la lógica individualista y competitiva imperante, por una lógica más solidaria; y en eso la educación es clave”, explica el titular de la única cátedra de Solidaridad que se dicta en Latinoamérica, Oscar García. Sin embargo, no se trataría de abordar el problema del individualismo desde una perspectiva cultural. Es decir, contra lo que se piensa habitualmente, no estamos en el estado que estamos como sociedad tan sólo por una cuestión de falta de educación. “Evidentemente, la complejidad es la matriz de lo que nos pasa como sociedad; y en esa matriz de tantas variables y relaciones, la solidaridad es sólo una dimensión más; esto es importante decirlo, para evitar la fantasía de que la solidaridad `nos va a salvar´”, explica García.
Con respecto al diseño del curso, que terminará con un acto el Día Nacional de la Solidaridad, el 26 de agosto, se busca que los participantes reflexionen sobre los ejes desde donde se pueden asociar a la solidaridad, tal como propone su título. De este modo, además de los nueve encuentros teóricos, se agregan cuatro salidas a distintos barrios porteños. “Van a ser clases, visitando instituciones y proyectos en los barrios, escuchando allí a los líderes barriales y compartiendo con la gente. Las salidas son los sábados por la mañana y no son obligatorias”, aclara.
Su carácter itinerante y que por primera vez se dicte en la ciudad de Buenos Aires son las mayores innovaciones de este curso. Desde hace dos años se viene realizando la cátedra abierta de solidaridad en la ciudad de San Martín, que se reiniciará el próximo 2 de setiembre. “El formato de curso, se refiere a que es menos extenso que la cátedra, pero los contenidos son los mismos”, aclara García, y agrega con respecto a la decisión de llevar a cabo la iniciativa en la sede que la universidad tiene en Paraná 145 que “tiene que ver con un pedido de mucha gente, de hacer algo en Capital, gente a la que San Martín le queda lejos”. Así, para llevar adelante este proyecto cuentan con el apoyo del Programa de Voluntariado del Gobierno de la ciudad.

Según el docente, la respuesta de la gente “es impresionante”. Tal es así que para el curso porteño se completaron las 70 vacantes disponibles. Pero enseguida invita a “reservarse un lugar” para acercarse los viernes de 19.30 a 21.30 a Ayacucho 2197, en el centro de San Martín, mediante previa inscripción por correo electrónico o teléfono. Desde la cátedra proponen “abrir un espacio académico para el estudio crítico del fenómeno de la Solidaridad y sus conceptos asociados” de forma gratuita y abierta a cualquier persona interesada sin ningún requisito de edad o formación previa.

————————-
Cómo comunicarse:
Cátedra abierta de Solidaridad
Correo electrónico: catedrasolidaria@yahoo.com.ar
Teléfono: 4767-4405
————————-
*Agencia Universitaria de Noticias y Opinión
Revista Tercer Sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>