Se prepara con ilusión para recibir a un grande

“Es un rival muy duro que no querrá regalar nada”. De esa forma visualiza el entrenador de Brown, Pablo Vico, el duelo ante Independiente que se disputará el domingo en la cancha de Temperley, en el marco de la reanudación del torneo de la Primera B Nacional. “Será indispensable mantener la tranquilidad jugar con la ansiedad de ellos”, señaló DT

Pablo Ribera

Lomas de Zamora, viernes 7 de febrero (AUNO).- “Es un partido histórico y queremos regalarle un triunfo a la gente”. Pablo Vico, como todo Adrogué, sabe bien de la trascendencia del duelo que el próximo domingo Brown jugará ante Independiente, por la vigésimo segunda fecha de la B Nacional, en el reinicio de la segunda rueda del certamen.

Será la primera vez que ‘El Trico’ reciba a un rival de talla semejante, aunque ya supo enfrentarlo en el Libertadores de América, hace poco menos de seis meses, cuando ambos equipos dieron su primer paso en la máxima categoría del ascenso. ¿El resultado? Un soñado e impensado 2-1 a favor de ‘El Tricolor’.

‘El Flaco’ –cauto- entiende que la victoria, esta vez, será una meta mucho más compleja que aquella recordada tarde en Avellaneda. “Este es otro Independiente”, advirtió el técnico de 58 años, en diálogo con AUNO. “Sin poner en tela de juicio lo que hizo Miguel Angel Brindisi (DT de “El Rojo” en el tramo inicial del torneo), pero con (Omar) De Fellipe, un técnico inteligente que conoce la categoría, el equipo supo encontrar el rumbo que hoy lo encuentra en puestos de ascenso”, consideró.

Por eso, para el entrenador del conjunto de Adrogué, el duelo que se disputará el próximo domingo desde las 17 será “un partido complicadísimo”, porque el rival “tiene en juego muchas cosas y no va a querer regalar nada”.

Pero Vico no regaña de la confianza para con sus dirigidos que, según advirtió, hicieron una pretemporada “excelente” y estarán “a la altura” del rival. “Durante el verano hicimos todo lo que se había planificado. Llegamos bárbaro al reinicio del campeonato”, subrayó

“La ansiedad ante un partido de esa talla nos puede llegar a jugar en contra”, admitió. “Hace 15 días que venimos preparando y pensando en el partido del domingo.
Va a ser indispensable mantener la tranquilidad para poder llevar a cabo todo lo que tenemos en mente”, puntualizó el entrenador, que lleva su sexto año en el banco de la entidad del Sur del GBA.

Para ofrecer los servicios acorde a un encuentro de tal magnitud, los directivos tricolores debieron mudar la localía hacía otro estadio. Y el elegido fue el del vecino, Temperley, el Alfredo Beranger.

Aunque, para Vico, el hecho de no poder disputar el encuentro en casa no es una señal de alarma. “Yo quería jugar en nuestra cancha, pero no se podía. Ahora bien, si miramos en perspectiva, nos encontramos que en la primera rueda del torneo nos fue mejor de visitante que en nuestra propia cancha”, apuntó.

Y los números le dan a razón: Brown ganó tres, empató otros tres y perdió cinco encuentros en casa. Mientras que fuera de ella obtuvo cinco triunfos, igualó dos y cayó en cinco oportunidades. Un total de 15 unidades cosechadas en condición de visitantes y apenas 12 en el Lorenzo Arandilla

“Donde nos fue mejor – insistió el comandante táctico de “El Trico”- fue en canchas grandes. Ante propio Independiente, Huracán y Talleres, por ejemplo. Así que mudarnos a una cancha con medidas un tanto superiores a las nuestras creo que no presentará mayores inconvenientes”, sentenció, esperanzado.

AUNO-07-02-14
PMR-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>