Se espera un acatamiento total al paro docente

Luego de no llegar a un acuerdo con el gobierno bonaerense, los docentes ratificaron el paro para mañana y el miércoles. Exigen un mínimo salarial de 3100 pesos, la eliminación a los topes a las asignaciones familiares y el “blanqueo” de remuneraciones que no ingresan en el salario básico. El Ejecutivo provincial advirtió que les descontará los días de huelga.

Lomas de Zamora, marzo 05 (AUNO).- El diálogo entre los gremios docentes y las autoridades bonaerenses está empantanado. Es que hoy los representantes del Frente Gremial Docente no llegaron a un acuerdo salarial superador con las autoridades del Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires y para mañana reiterarán un paro por 48 horas, que coincide con el paro nacional convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina(Ctera).

Los representantes gremiales exigen un salario básico de 3100 pesos y la recomposición salarial que impactaría directamente en el escalafón docente, según los años de ejercicio de la profesión.

Además, esa recomposición implica el blanqueo de las sumas “en negro” al básico, como los incentivos y las bonificaciones. “De los 2340 pesos en el sueldo básico inicial, solamente 1390 están blanco, pero el reclamo no es solamente salarial”, afirmó el secretario de Suteba-Lomas Rubén Ciuró.

“El acatamiento al paro irá del 97 al 100 por ciento y existe irritación entre los docentes, ya que no llegar a un acuerdo, supone un retraso salarial de un año prácticamente”, detalló en diálogo con AUNO Ciuró.

Sin embargo, no se trata solamente de un reclamo salarial, sino que se basa en una “mirada global”, añadió. Suteba-Lomas reclama la necesidad de construir jardines de infantes en la zona, ya que está prevista la universalidad de la educación inicial en la nueva ley de Educación, sancionada en 2006 y que reemplazó a la ley neoliberal del año 1993.

También, dentro de otras demandas del distrito, piden la construcción del edificio para la escuela secundaria Nº301 de Villa Independencia, la cual funciona en condiciones “poco favorables” para brindar “una educación de calidad”.

En tanto, el ministro de Trabajo de la Provincia, Oscar Cuartango, aclaró que es una política de Estado “no pagarle el día a quien no se presente a trabajar”, por lo que los maestros no estarán exentos de esa medida, si concretan el paro de mañana.

LA SALIDA AL CONFLICTO
La resolución del conflicto entre los docentes y las autoridades bonaerenses llegará en tanto se arribe al blanqueo salarial de los sueldos y se firme una cláusula donde se abra la renegociación en julio para discutir y debatir cuestiones salariales y de calidad educativa.

Desde la Suteba-Lomas, aseguraron que este conflicto no hubiese existido si las paritarias se hubiesen abierto con mayor antelación. “Desde las escuelas, pedían que se abriesen desde julio, en tanto que desde las agrupaciones lo hacían desde octubre y noviembre. Sin embargo, las autoridades convocaron a los maestros en febrero”, destacó Ciuró.

CLICHÉS SOBRE EL TRABAJO DOCENTE
La presidente Cristina Fernández de Kirchner no pasó por alto el conflicto docente y recordó que su gobierno como el del ex presidente Néstor Kirchner fueron los que más invirtieron en educación, en las más de tres horas de discurso en la apertura de las sesiones ordinarias en la legislatura nacional del primero de marzo.

Además, opinó que la situación socio-económica de los docentes no es la misma a la época de la “Carpa Blanca” como lo fue en la época neoliberal, cuando los maestros paraban porque no les pagaban sus sueldos o cuando en varias provincias no percibían sus salarios durante meses.

Por otro lado, puntualizó que los docentes cuentan con “estabilidad laboral” garantizada por el Estado, con una jornada de 4 horas días de trabajo y vacaciones durante 3 meses y aseguró que el salario mínimo de base docente solamente toca a una mínima porción de los trabajadores de la educación.

El ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, se sumó a las réplicas desde el Ejecutivo y lanzó que algunos docentes continuarían con “prácticas antiguas” (los paros) aunque ganasen “10 mil pesos”.

Frente a los dichos de Sileoni, Ciuró criticó que el ministro está “desconociendo lo que es una historia conocida”, ya que tanto la Ctera como la Suteba apoyaron la nueva ley de Educación mediante el debate y el diálogo por dentro y por fuera de los ámbitos gremiales. “No es una ley perfecta, pero la defendemos”, agregó.

Además, en una solicitada publicada ayer, la Ctera rechazó el discurso de la Presidenta sobre los “privilegios” de los maestros. Así, se sostuvo que “nunca un docente trabajó sólo 4 horas y las vacaciones tienen como máximo 45 días.”

EV-AFD
AUNO-05-03-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>