“Queremos hacer historia, como en la Conmebol”

Así lo aseguró el entrenador de Lanús, Gabriel Schurrer, con la mira puesta en el compromiso de mañana ante Godoy Cruz que marcará el debut del equipo en la Copa Sudamericana. El ex defensor, eje del plantel que a fines de 1996, –ya sin su presencia, pues había emigrado a España– se coronó campeón de ese certamen internacional. El DT se refirió además al desafío de la doble competencia. “Pretendemos ser protagonistas en todos los frentes”, resaltó.

Matías Quercia

Lomas de Zamora, agosto 30 (AUNO).- Lanús vuelve al plano internacional. En la misma Fortaleza” de Guidi y Arias donde hace 503 días igualaba sin goles ante Universitario de Perú y quedaba eliminado en la primera fase de la Copa Libertadores el año pasado, “El Granate” debutará mañana por la Sudamericana cuando se mida frente a Godoy Cruz.

En lo que significará su retorno tras una temporada y media únicamente abocado al torneo doméstico, el conjunto de la Zona Sur del Conurbano bonaerense saldrá a la cancha en busca de un resultado positivo que le permita viajar tranquilo a Mendoza cuando se dispute la revancha una semana más tarde.

“Es el inicio de un camino interesante, complejo y difícil. Debemos tomar muchos recaudos porque arranca la verdadera doble competencia. Aun así, es un motivo más para tratar de conseguir grandes resultados y de esa manera buscar protagonismo tanto en el campeonato local como en la Copa”.

Así lo aseguró el entrenador Gabriel Schurrer, que se enfoca en lo que será el comienzo de su carrera como DT en un certamen continental. En 1996, cuando Lanús se consagró campeón de la Copa Conmebol, el ex marcador central había emigrado poco antes al fútbol español para jugar con la camiseta del Racing de Santender.

Ahora pretende revancha desde el banco de suplentes. “Queremos hacer historia como en aquella temporada. Había un plantel formidable, con grandes individualidades. El de hoy está en pleno crecimiento y tiene chapa como para repetir aquel logro”, enfatizó.

Y con la propuesta evidente de plantear una constante rotación entre los habituales titulares y suplentes, explica sus sensaciones con el objetivo en el encuentro contra los mendocinos.

“Como cabeza del grupo debo ser consciente y mantener la mente fría para saber mechar a los futbolistas y así ser capaz de conformar, a partir del plantel del que dispongo, un equipo competitivo, tanto para la Sudamericana como para el Apertura. La idea es ser candidatos en los dos frentes. Y para eso hay que saber administrar”, señaló el DT en diálogo con AUNO.

Y agregó: “La clave pasará por el aprovechamiento de la localía, hacernos fuertes en casa y desde ese puntal, ser inteligentes a la hora de manejar la pelota, sin desesperación y con paciencia. Esos son las claves para superar a cualquier rival”.

Un rival de prestigio
El adversario de turno será Godoy Cruz, que pese a no haber arrancado en gran forma el Apertura, viene de superar 1-0 a Banfield en condición de local y pretende continuar por la senda del triunfo en la Sudamericana.

Schurrer ausculta al elenco cuyano: “Es un equipo aguerrido. Muy fuerte en la zona defensiva, con futbolistas altos y seguros. Cuenta con un arquero de experiencia. Además, genera un circuito futbolístico interesante con precisión y velocidad en el mediocampo. Y para colmo cuenta con un tremendo goleador como (Rubén) Ramírez”.

Con ese panorama, el técnico toma las precauciones necesarias y modifica su once inicial de acuerdo a las circunstancias, pues a la lesión de Diego Valeri, que ya le impidió jugar en el empate 0-0 ante Tigre el fin de semana, se sumó la sobrecarga muscular de Paolo Goltz, que quedó descartado para el compromiso copero.

“Es una baja sensible porque es un pilar en la última línea. Tiene voz de mando y se amoldó muy bien en el comienzo del torneo. Habrá que cuidarlo. Esa es una muestra de los ajustes constantes que se deberán hacer en el camino que conlleva una doble competencia”, consideró el entrenador santafesino.

Un posible retorno
Por otro lado, quien podría volver al equipo es Mauro Camoranesi. El volante campeón del mundo con Italia en 2006 se restableció luego del desgarro que sufrió en la primera fecha en el triunfo 1-0 ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro y ya está en condiciones de retomar su lugar en el plantel, al menos, en el banco de suplentes.

A ese posible regreso se suma la rotación que buscará implementar Schurrer. Y en ese sentido, quienes saldrían de “El Granate” con respecto al conjunto que empató el sábado pasado serían Matías Frizler, César Carranza, el uruguayo Mario Regueiro y Silvio Romero, además del juvenil Fernando Barrientos, que hizo frente a Tigre su debut como titular.

¿Quiénes los reemplazarían? El paraguayo Eduardo Ledesma, Diego González, el chico Lucas Mancinelli tras su paso a préstamo por Atlanta, y la dupla de ataque integrada por Juan Neira y Mariano Pavone, que jugarían desde el arranque por primera vez desde que arribaron al club.

“El equipo está muy entusiasmado, con muchas energías y ganas de hacer historia en la Sudamericana. Hay un plantel con excelentes jugadores que tienen hambre de gloria. Y este es el primer paso que debemos dar en busca de esa meta”, alentó Schurrer. Y no es para menos. 503 días después, “El Granate” vuelve a ser internacional…

AUNO-30-08-11
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>