Piden la reincorporación de un delegado sindical

Maximiliano Cisneros es un dirigente de la fábrica Firestone que fue despedido. La empresa alegó que tenía una enfermedad que no lo dejaba trabajar. Una jueza desestimó ese argumento pero aún no pudo volver a su puesto de trabajo.

Lais Vázquez

Lomas de Zamora, diciembre 6 (AUNO).- A un año del despido de Maximiliano Cisneros, obrero y gremialista de la empresa de neumáticos Bridgestone-Firestone, trabajadores, organizaciones sociales y sindicales reclamaron su reincorporación con un acto en la puerta de la empresa de la localidad lomense de Llavallol. Hace días, la jueza de primara instancia Patricia Russo ordenó la restitución del puesto de trabajo de Cisneros por considerar que fue apartado “a causa de su actividad gremial”.

“Un esfuerzo mal hecho me provocó una lesión y eso lo usaron como excusa para echarme.” Así Cisneros resumió a AUNO lo sucedido en diciembre del año pasado. Pero tanto él como sus compañeros aseguraron que los motivos del despido fueron más profundos que una enfermedad, pues por entonces comenzaban a armarse las listas para las elecciones del sindicato. “La empresa decía que tenía una hernia, pero los peritos médicos del juzgado comprobaron que era una lumbalgia que se curaba con un mes de tratamiento”, explicó.

Semanas antes de que fuera separado de su cargo, Cisneros había participado de una asamblea general en la cual la empresa pretendía modificar el sistema de feriados y vacaciones. La pérdida de salario que ese cambio implicaba generó que la reunión informativa se transformara en deliberativa, y desde ese momento lo “señalaron como el generador de conflictos”, según interpretaron sus compañeros.

A su vez, Héctor “Chino” Heberling, dirigente del partido socialista Nuevo Más que adhiere al sector sindical de Cisneros, explicó a AUNO que “en caso de que su enfermedad no lo hubiese dejado trabajar, hasta los jefes de personal admitieron en el juicio que existen puestos especiales para personas con problemas de salud”.

Finalmente, la justicia escuchó todos los argumentos y Russo, titular del Tribunal Laboral 29 de Capital Federal, declaró nulo el despido por considerarlo “discriminatorio”, su fallo desmintió que los motivos hayan sido por enfermedad y ratificó la condición de “activista sindical” del obrero.

Hasta el momento, Bridgestone-Firestone no respondió la requisitoria de esta agencia, no emitió ningún comunicado ni anunció la reincorporación del ex empleado, por lo que tanto Heberling como los demás trabajadores suponen que apelará el fallo. “La empresa estaba acostumbrada a arreglar todo con plata, pero esta vez, cuando Maximiliano (Cisneros) rechazó la indemnización, quedaron descolocados”, acusó el dirigente del Nuevo Más.

El llamado oficial a elecciones sindicales se realizó luego del despido de Cisneros y, a pesar de todos los problemas que ello le generó, manifestó estar “contento por los cinco delegados que ingresaron de la Lista Naranja”, agrupación que él integra.

LMVR-AFD
AUNO-06-12-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>