Para no volver a ser un “sin techo”

A días del desalojo, representantes de las 2500 personas que volvieron a quedar “sin techo” acampan sobre las veredas del terreno de donde los expulsó la Justicia. Aguardan una respuesta del Gobierno nacional.

Los vecinos desalojados del asentamiento ubicado frente a un country y el barrio Nuestras Malvinas acampan en la vereda del predio del que el miércoles fueron expulsados por 800 policías bonaerenses y esperan una respuesta de la Subsecretaría de Tierras para el Hábitat Social de la Nación.
Quienes encabezan el acampe son los 150 delegados barriales que presentan a las 500 familias que volvieron a quedar sin techo. Los representantes se turnan en grupos de quince para poder cubrir las 24 horas de permanencia frente al predio donde las topadoras derrumbaron sus precarias casas, lindero al country “Los Mirasoles” y el barrio Nuestras Malvinas, del distrito de Esteban Echeverría.
Los vecinos desalojados, alrededor de 2500 personas, están “de nuevo en la calle”, comentó a Auno Antonio Basan, uno de los delegados que forman parte de la medida de resistencia decidida el miércoles pasado.
El “nuevamente sin techo” comentó que “la gran mayoría de los vecinos no tiene lugar donde pasar la noche” y que “durante estos días, muchos de ellos durmieron en la iglesia que queda a unas diez cuadras del lugar” donde pretendieron construir sus propios hogares.
Al momento del desalojo, los vecinos llevaban más de un mes en el lugar y tras el cumplimiento de la orden judicial dictada por juez de Garantías lomense Daniel Viggiano quedaron “sin nada” porque, según relató Antonio, “algunas casas fueron quemadas, otras tiradas abajo por las topadoras”.
No obstante las presiones de los vecinos de los barrios linderos, las personas desalojadas decidieron debatir continuamente a las 18 horas frente al predio, mientras siguen con el acampe “hasta que consigamos un lugar digno para vivir”, dejó en claro la delegada Gladis Barbosa.
La expectativa de Gladis es que “todo se resuelva el lunes o martes”, días en que los representantes barriales mantendrían una nueva reunión con funcionarios de la Subsecretaría de Tierras para el Hábitat Social, al frente de Luis D’Elía.
“Vamos a seguir resistiendo aunque nos amenacen”, afirmó Gladis desde el acampe. Según la mujer, por la mañana del segundo día de acampe “el comisario (capitán Adrián Brulc, titular de la Comisaría Tercera de Esteban Echeverria) nos amenazó diciendo que nos iba a llevar presos”.

JC-AFD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>