Mujeres al control

El mundo de los eSports atraviesa su propia revolución feminista. En los últimos años las conquistas fueron muchas. Hoy las mujeres luchan por poder competir en torneos mixtos y tener los mismos reconocimientos que los varones.

Franco Diaz

Isurus Gaming es uno de los clubes de eSports más importantes no solo de la Argentina, sino de toda Latinoamérica. Hace cerca de un año y medio, tomó una decisión que a muchos en la escena les resultó controvertida: sumó un equipo femenino de CS:GO. “Sentimos que las mujeres no estaban teniendo las mismas oportunidades respecto de los hombres”, aclara su CEO, Facundo “Kala” Calabró. El equipo está formado por cinco jugadoras que ya son tricampeonas de la Liga Femenina de GamersClub, el torneo regional más importante de su videojuego. Y en clara desventaja porque es disputado casi íntegramente por equipos brasileños que llevan años de competencia.

Para Sol ‘solxiz’ Checa, una de sus integrantes, el gaming es uno de los ámbitos en los que “indudablemente” influyó el feminismo, y aunque los prejuicios siguen existiendo, son mucho menores a los que había antes. Ella, como muchas otras que se divertían cotidianamente jugando videojuegos, jugaba juegos de rol y se hacía pasar por hombre. Cuando era más chica, todos sus personajes eran masculinos. Hoy por hoy se crea libremente personajes femeninos y no oculta su verdadera identidad. “Se lo debemos a todas las mujeres que luchan cada día por nuestros derechos”, completa.

description

La creación de torneos femeninos le ayudó a las chicas a seguir jugando. Julieta Grillia, la capitana del equipo, conocida como ‘khizha’ en el mundo virtual, asegura que “podés jugar bien sin importar si sos hombre o mujer”. Y los datos avalan su afirmación. En 2016, un estudio de la Universidad de California determinó que, teniendo en cuenta variables como la diferencia de tiempo de juego o cómo progresaban de nivel los 11 mil jugadores analizados, no podía concluirse que las mujeres avanzaran más lentamente que los hombres. “No hay ninguna diferencia de género”, sentenció Cuihua Shen, director de la investigación.

Pero la historia de Isurus Fem, como se conoce al equipo, no termina ahí. Por sus buenos rendimientos en forma online, en octubre se clasificaron por primera vez a un torneo presencial a nivel internacional: el Girl Gamer Festival, en San Pablo, que era su gran objetivo. Tampoco se conformaron con eso, porque llegaron a la final, en la que perdieron ante INTZ por 2 a 1 y se quedaron a las puertas del torneo definitorio que se va a disputar en Dubai.


La gran pregunta es: ¿está la solución en torneos y equipos solo femeninos? ¿o el objetivo a futuro debería ser formar equipos mixtos? Para la gran mayoría de las jugadoras, hoy los torneos femeninos son necesarios para dar visibilidad. Para que el talento no permanezca oculto. Para que tomen nivel y experiencia. Pero en el futuro deben desaparecer. Porque a diferencia de los deportes tradicionales en los que hay distinción por sexos, este un deporte sumamente mental: se necesita rapidez de reflejos, capacidad de reacción, facilidad para elaborar una estrategia… La relevancia de las características físicas como altura, fuerza o peso se diluye.

Sin embargo, ‘solxiz’ relativiza la importancia de la mezcla entre mujeres y hombres. “No me parece mal que cada uno decida tener el equipo que desee. Si se forman equipos mixtos en el futuro bienvenidos sean, pero no veo el problema de que las cosas sigan estando como están”, reflexiona.

De cualquier manera, la brecha salarial sigue siendo abismal. EsportsBets publicó en enero del año pasado un estudio sobre los 500 mejores profesionales de videojuegos: mientras que los hombres ganan una media de 360 mil euros, las mujeres se tienen que conformar con poco más de 2.600. Y eso que, según la Asociación Internacional de Software de Entretenimiento, la proporción de hombres y mujeres con participación en videojuegos es similar. El mundo del gaming está lleno de mujeres… Lo que falta es que la comunidad abra los ojos.

AUNO 13-11-2019
FD-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>