Messi, en un cortometaje antibelicista de un director iraquí

h4. El director kurdo Sahim Kalifa habló con *AUNO* sobre “Baghdad Messi”, su film que cuenta la pasión que un niño iraquí lisiado tiene por el 10 del Barça. La guerra, la esperanza y el fútbol conjugados en una película que inicia una era en que la Pulga genera historias, como lo hizo (y hace) Maradona.

Pablo Tallón

Lomas de Zamora, abril 15 (AUNO).- Documentales sobre su vida, como Maradona por Kusturica, recopilaciones de sus mejores momentos dentro de una cancha y ficciones en las que la trama giró alrededor de su figura, como El camino de San Diego: producciones cinematográficas que tuvieron a Diego Maradona como tema y deleitaron a millones de fanáticos en el mundo. Pero ahora es la hora del celuloide para Lionel Messi, y el puntapié inicial lo dio el director iraquí Sahim Omar Kalifa con su cortometraje Baghdad Messi, en el que el fanatismo de un niño por el 10 del Barcelona debe convivir y superar la violencia cotidiana de Irak.

Kalifa dice que fue “la magia del fútbol” la que lo llevó a filmar la pieza que, en tan sólo 19 minutos, lanza un potente mensaje esperanzador y antibélico: Hamoudi, un niño iraquí de 10 años que perdió su pierna izquierda idolatra al futbolista rosarino en un pueblo en que las aguas están divididas entre los que están con Messi y los que apoyan al portugués Cristiano Ronaldo.

Pocos días antes de que Barcelona y Manchester United se enfrentaran en la final de la Champions League ’09, el televisor de la casa de Hamoudi se rompe, por lo que él y sus amigos temen perderse aquel acontecimiento deportivo. Así, la necesidad de ver el partido y la violencia en Irak se conjugan en la vida de un grupo de niños que tienen en el fútbol una válvula de escape de una realidad cruenta.

“Cuando era chico, el fútbol era mi sueño, esperanza y felicidad. En el momento en que jugaba a la pelota me sentía el más feliz de la Tierra”, recordó Kalifa durante una entrevista con AUNO, desde su casa en Bélgica.

Nacido en 1980 en la región kurda de Irak, el autor de este cortometraje estudió contaduría, ya que no habían escuelas de cine. A los 21 años emigró a Europa para escapar de la situación violenta que se había cobrado la vida de dos de sus hermanos y poder lograr su sueño de convertirse en lo que es: un director de cine.

El día que decidió escapar de su país se subió a un camión con otros siete kurdos y pasó una semana encerrado ahí con destino a Bruselas, en lo que fue un viaje marcado por la falta de agua y comida. Una vez en Bélgica, Kalifa se instaló en un pequeño departamento con algunos familiares que habían escapado antes que él y consiguió trabajo como traductor.

Más tarde se presentó en la escuela de cine de la Universidad de Arte y Diseño San Lucas, donde fue aceptado en el programa de desarrollo de Artes Visuales. Con su cortometraje de graduación, llamado Nan, logró un premio de 60 mil euros y pudo así realizar su primera incursión profesional: Land of heroes (Tierra de héroes), situada en 1988, narra la historia de dos hermanos que quieren ver dibujos animados en la televisión, en medio de un territorio devastado por la guerra, y sólo encuentran imágenes del aparato propagandístico de Saddam Hussein.

Con cien festivales internacionales de cine mediante, Land of heroes cosechó 21 galardones, entre ellos la mención del jurado como Mejor Cortometraje en la Berlinale de 2011.

Siguiendo la misma senda autobiográfica de una infancia marcada por la guerra, Kalifa busca superarse y para ello estará presentando en diferentes competencias cinematográficas a Baghdad Messi, en la que el pequeño actor Ali Raad Al-Zaidawy interpreta lo que miles de niños como él viven cotidianamente. Pero para sintetizar su mensaje antibélico y esperanzador en un corto, no fue tarea sencilla. Más de cinco meses de búsqueda determinaron que Ali era el indicado: “Fue amado al instante por todos”.

Y en la vida real, la esperanza es lo último que se pierde. Gracias a la difusión de la película, una organización británica (http://www.justgiving.com/HelpAmeer) está juntando fondos para financiar la operación de Alí y ponerle una prótesis que lo ayudaría a recuperar la movilidad que perdió en un accidente de tránsito que hizo que le amputaran la pierna.

Messi deslumbra en cada partido luciendo su zurda magistral. Hamoudi, el personaje del cortometraje, no puede hacer lo mismo por la sencilla razón de que no tiene su pierna izquierda. Acerca de este detalle, Kalifa contó a AUNO: “No fue una coincidencia, es aspecto elegido a propósito para así mostrar cuán importante es la esperanza. Él sabe que con una pierna es imposible convertirse en una estrella, pero no se resigna. Nadie espera ver a Messi parado como arquero, pero en la película todo es posible y esa es parte de la magia del cine: verás un montón de cosas que no habías percibido antes en tu vida”.

En Irak, los más chicos son vapuleados por un contexto bélico y de pobreza. Sin embargo, “el corto muestra cómo la violencia nunca logró destruir la pasión que los niños iraquíes tienen por el fútbol”, aseguró el cineasta que plasmó un ejemplo de resiliencia en el celuloide: “No te rindas, harás posible tus sueños”.

Maradona logró ser uno de los pocos personajes reconocidos en cada rincón del planeta. El rosarino va por el mismo camino. “Messi es el mayor ídolo futbolístico para los hinchas del mundo, especialmente en Oriente Medio. No sólo le gusta a la gente por sus habilidades dentro de la cancha, sino porque también es un tipo modesto y amigable”, consideró Kalifa.

Él creció viendo a Maradona y ahora, al igual que millones en el mundo, queda deslumbrado con cada gambeta de Lio. “Pensábamos que nunca veríamos a un jugador tan bueno como Maradona, pero ahora Messi no deja de confirmar que será uno de los mejores futbolistas de la historia.”

A modo de homenaje al 10 de Barcelona y, tal vez, para desentrañar viejos fantasmas de su infancia, Sahim Omar Kalifa estará rodando por el mundo, como una pelota de fútbol en una cancha, de festival en festival: “Es un camino que recién comienza, ya que todavía estamos presentándonos en diferentes festivales para no sólo tratar de ganar premios, sino también difundir la película”.

Baghdad Messi es la primera película de ficción que tiene como tema al rosarino. El cineasta kurdo está seguro de que la “Pulga” seguirá el mismo camino que Diego, en cuanto a la cantidad de títulos que los tomen como protagonistas directos o indirectos, y tiene el “gran honor” de ser el iniciador de esta nueva era que rendirá culto a la figura de Messi.

Aún no tuvo la oportunidad de pisar suelo argentino, pero, ansioso, espera poder presentarla en algún festival de cine en la nación que gozó y goza con Diego y Lio. “Probablemente, sea el año que viene”, dice. 2014, mundial, Brasil: Hamoudi no es el único que sueña con Lionel…

PT-AFD-EV
AUNO-15-04-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>