La propuesta en números

Lomas de Zamora, septiembre 1 (AUNO).- Desde que la organización desembarcó en 2007 de la mano de estudiantes de la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba (ELAM), Propuesta Tatú se instaló en 19 barrios de la provincia de Buenos Aires. Médicos y voluntarios trabajan donde las respuestas del Estado no se oyen. El resultado es […]

Lomas de Zamora, septiembre 1 (AUNO).- Desde que la organización desembarcó en 2007 de la mano de estudiantes de la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba (ELAM), Propuesta Tatú se instaló en 19 barrios de la provincia de Buenos Aires. Médicos y voluntarios trabajan donde las respuestas del Estado no se oyen. El resultado es positivo: más de 26 mil pacientes atendidos y 22 mil medicamentos entregados.

“No es sólo solidaridad estéril, es energía animada por un ideal, un pueblo no puede vivir sin soñar.” Así definen Tatú en el documento elaborado durante la primera parte de la jornada del sábado de la que participaron médicos y voluntarios de la organización. Es que, ellos trabajan teniendo en cuenta el rol de la medicina y también saben dónde están parados política, social y económicamente.

En esa veintena de hojas también enumeran por qué proponen “una vida digna” para todos: “Son valores, derechos, humanismo, profundización democrática, es democracia directa, derecho a una vivienda digna, a la tierra, a la educación, a la igualdad entre hombres y mujeres, a un ambiente sano, a una alimentación diaria, a la vida”.

Con la intensión de construir un puente entre ambas naciones llegaron los primeros egresados de la escuela. Son jóvenes argentinos graduados en la isla –-otros en la Universidad de Buenos Aires— que pretenden promulgar la enseñanza de la medicina comunitarista, en oposición a la lucrativa.

Cada barrio en el que trabajan representa una misión a cumplir. La mayoría está en la zona sur del Conurbano bonaerense, pero hay en La Plata y Capital Federal. Entretejen lazos con otras agrupaciones y suman refuerzos. La CTA de Lomas de Zamora, las organizaciones Yo sí puedo, Chicos del Sur y Che Pibe son algunos de los que suman su granito de arena. Según el lugar, a veces se encuentran con la buena voluntad de funcionarios que hacen su aporte.

En tanto, el documento especifican la situación de cada barrio, cuáles son las principales enfermedades —que van desde la piel hasta intestinales, bronquiales, embarazos, tabaquismo y HIV—, la falta de educación como necesidad urgente y, sobre todo, cuáles serán los principios a seguir para paliar la situación. “Salud integral comunitaria. Una combinación de puntos de vista biológicos con los sociales y psicológicos, es estar preparado para la medicina curativa como para la preventiva”, es la respuesta que encontraron.

¿La razón? El análisis no es superficial. Observan la conducta de los habitantes de cada toma, asentamiento o barrio. “Pese a las semejanzas, cada uno de ellos arrastra sus costumbres, tradiciones, mitos y cultura ancestral”, reparan al final del escrito.

CP-AFD
AUNO-01-09-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>