Hospital El Cruce: presentaron un protocolo para brindar a los pacientes de Covid-19 “una muerte digna y acompañada”

El Hospital El Cruce de Florencio Varela elaboró un protocolo que facilita las condiciones para el acompañamiento familiar o red vincular afectiva a pacientes en situaciones críticas en el contexto de pandemia por covid-19.

El Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce (HEC), del partido bonaerense de Florencio Varela, presentó la semana pasada el protocolo de Cuidados Humanizados para crear “un contexto que permita al paciente una muerte digna y acompañada” en medio de la pandemia por coronavirus.

“Humanizar la salud se ha convertido en una necesidad”, sostiene el documento del HEC, cuya lectura se realizó mediante una conferencia que se transmitió por radio municipal y por redes sociales, y alcanzó más de 200 espectadores.

El director ejecutivo del nosocomio, Ariel Sáez de Guinoa, precisó que “el protocolo implica una serie de medidas de prevención” para que aquellos seres queridos puedan acercarse y acompañar el proceso de atención de los pacientes en terapia.

“Hay cosas que no deben sustituirse, como es la presencia de un ser humano ante las personas que están sufriendo dolor: mostrar interés, escuchar y responder dudas y miedos; una mirada, unas palabras, sonreír, mostrar calidez, tener empatía y comprensión de la situación del otro o de la otra”, determinó.

Más de 200 personas siguieron virtualmente la puesta en marcha del protocolo de cuidados humanizados que presentó el…

Gepostet von Hospital El Cruce am Samstag, 5. September 2020
Facebook: Hospital El Cruce

La médica residente del último año de terapia intensiva del HEC, Yasmín Saad, una de las impulsoras de este proyecto, señaló a AUNO que la iniciativa fue pensada para combatir el sufrimiento que padecen tanto los pacientes como las familias por el aislamiento.

“Las personas que se internan están encerradas en un hospital donde no conocen a nadie, donde su familia no los puede ver, hablar o tocar, y en definitiva es más cruel porque no tienen ningún tipo de contacto”, remarcó.

Por este motivo, consideró que los familiares deben formar parte de ese proceso, y destacó que desde el hospital formularon el protocolo para que los los pacientes en estado crítico “puedan compartir los últimos momentos de su vida y despedirse” de sus seres queridos.

El documento determina que varios estudios científicos demuestran “beneficios tanto para pacientes como para las organizaciones asistenciales” a partir de este enfoque de cuidado humanizado.

Entre los principales beneficios, señalan, se encuentran la reducción de la ansiedad de los pacientes, la minimización del estrés de las personas, una aceleración de la recuperación, la reducción en el uso de medicamentos, disminución del dolor, mejora de la productividad y retención del personal.

Saaid destacó la atención “personalizada” para el paciente que conlleva esta perspectiva. “Si necesita una música determinada, algunas fotos, asistencia psicológica, lo que sea para crear un ambiente más ameno para él”, indicó.

La mirada y las necesidades de los profesionales también se enmarcan dentro de este protocolo de cuidado y atención humanizada. “Los pacientes pasan uno o dos meses internados, uno lo ve todos los días, ve las mejorías y las desmejoras. Poder acercarlo a su familia y sentir que le aliviás un poco el mal que está pasando, a una también le hace bien y la reconforta”, manifestó.

Una despedida con medidas de prevención

  • En el contexto de la pandemia, la visita del familiar o vínculo afectivo del paciente deberá realizarse con equipo de protección durante no más de 15 minutos.
  • Las visitas en terapia intensiva podrán ser a través del vidrio o permitir el acceso a la habitación, según la evaluación del equipo multidisciplinario, con todas las medidas de distanciamiento y protección.
  • Las tecnologías a implementar tanto en las visitas como en el acompañamiento son teléfonos celulares y/o tablet que permitirán el contacto del paciente con sus afectos.
  • Todo familiar que estuvo en acompañamiento de un paciente deberá permanecer posteriormente en aislamiento por 14 días.
  • Asimismo, el acompañamiento puede involucrar la internación conjunta con el paciente, en una habitación destinada para ello donde el baño pueda ser utilizado únicamente por el familiar acompañante.

Agotamiento y frustación: ¿la batalla está perdida?

Mientras los bares y restaurantes presionan al Ministerio de Salud provincial y nacional y abren sus patios al público, los contagios por transmisión directa no cesan.

Al cumplirse 175 días desde el establecimiento de la cuarentena, Buenos Aires encabeza aún el récord de contagios por coronavirus con 313.841 casos confirmados, mientras que suma 6.515 muertes, según datos oficiales. En tanto, el número de recuperados en la Provincia es de 241.336. La cantidad de pacientes internados es de 24.015, mientras que quienes se encuentran en terapia intensiva son 1437.

“La situación obviamente es de cansancio”, aseveró Saaid en relación a estos números en ascenso, y apuntó que esta enfermedad para quienes trabajan en el área de terapia intensiva “es sumamente frustrante”.

Los casos en los que le ganamos la batalla son pocos. Resulta fundamental que la gente entienda que se tiene que cuidar“, afirmó. También opinó que la batalla contra el virus parece “perdida” porque aún se encuentran “totalmente desarmados” sin una vacuna.

Las camas destinadas a coronavirus en el Hospital El Cruce están todas ocupadas. Damos un alta o fallece un paciente y se ocupa al otro día como más tarde porque vienen de otros hospitales que también están desbordados”, concluyó.

AUNO-11-09-20
MT-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>