Héctor Clide Díaz, el primer fusible de la crisis

Las protestas de socios e hinchas contra la comisión directiva que conduce Carlos Portell tuvieron una primera derivación institucional: el despido del director deportivo del club, que llevaba 14 años en el cargo. “Me pidieron explicaciones sobre algunas gestiones que hice y se ve que no quedaron conformes. De todos modos, merecía otro trato”, consideró el ex jugador de “El Taladro”.

Lomas de Zamora, mayo 17 (AUNO).- El director deportivo de Banfield, Héctor Clide Díaz, fue despedido de su cargo por decisión de la comisión directiva que encabeza, Carlos Portell. Es una las primeras repercusiones tras la segunda manifestación de hinchas y socios que se realizó ayer por la noche frente a la sede, en reclamo de profundos cambios en la institución.

Clide Díaz, ex jugador de la entidad, estaba en el cargo desde hacía 14 años, cuando Portell resultó electo para conducir los destinos del club. Algunos pares de la dirigencia de “El Taladro” le atribuyen responsabilidades en las contrataciones de futbolistas que no rindieron como se esperaba y que actualmente conforman un equipo que deambula por los últimos puestos del Torneo Clausura.

“Estoy un poco conmocionado. Fui anoticiado verbalmente que ya no pertenezco al club. Esto no se hace así. Desde hace mucho tiempo estoy vinculado a Banfield y me merecía otro trato”, señaló Clide Díaz al conocer la noticia de su despido.

Como consecuencia de la grave crisis deportiva e institucional que vive Banfield, un grupo de simpatizantes y socios decidieron congregarse todos los miércoles por la noche frente a la sede con el propósito de reclamar la salida de la actual dirigencia.

Hace ocho días, la manifestación que había comenzado de forma pacífica tuvo una derivación violenta cuando algunos de las personas que protestaban intentaron ingresar por la fuerza en el recinto donde se reunía la comisión directiva, algo que fue impedido por la intervención de la Policía.

Ayer, mientras se realizaba la segunda manifestación frente la sede, los dirigentes resolvieron reunirse en el predio que Banfield posee en la localidad de Luis Guillón.

Durante el cónclave, Clide Díaz se convirtió en el blanco principal de las requisitorias, y al parecer, sus explicaciones no conformaron a la mayoría de los presentes.

“Me hicieron varias preguntas y mi exposición no conformó. Creían que yo contrataba los jugadores y a los técnicos, pero no soy un manager como pasa en Europa”, contó el director cesanteado.

Y trató de hallar una explicación al momento que atraviesa Banfield. “El decaimiento del club tiene que ver con las distintas cuestiones que fueron pasando. La ida de (Julio) Falcioni como DT, cuando aún tenía contrato; la salida de ida (Walter) Erviti; el no haber podido comprar a (Darío) Silva, y también la desvinculación de Víctor López, nos perjudicó y no pudimos reemplazar a semejantes valores. Todo eso sumado a discrepancias políticas”.

“El club está más allá de Clide Diaz y los dirigentes de turno”, remarcó, mientras se retiraba del predio con algunos de los efectos personales. “Vine hoy para llevarme unas cosas. Tal vez mañana no me dejen entrar”.

AUNO 17-05-12
LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>