Goltz y la idea de corregir errores ante la “Academia”

Luego de la goleada sufrida ante Godoy Cruz (1-4), Lanús sale a la cancha en busca de los tres puntos frente a un necesitado Racing. El defensor analizó la actualidad del elenco que dirige Luis Zubeldía antes del compromiso en el “Cilindro” de Avellaneda.

Matías Quercia

Pasó la primera derrota en este Torneo Apertura y Lanús ya quiere revancha. La caída en la “Fortaleza” de Guidi y Arias (1-4) ante Godoy Cruz dejó errores por corregir. La visita al “Cilindro” de Avellaneda para enfrentar a Racing promueve la necesidad de una rápida recuperación.

Paolo Goltz, la nueva carta de la defensa granate, piensa en el desafío ante la “Academia”, en el cual será clave “no perder la calma cuando no entre la pelota en el arco rival”. Algo que ante los mendocinos se hizo evidente a partir de la desesperación por no convertir.

“Hicimos un buen partido, concentrados ante un equipo que sabe manejar la pelota con una gran calidad. Tuvimos chances para ganar, especialmente en el final del primer tiempo y en el arranque del complemento, pero no se dio y después Godoy Cruz aprovechó nuestras desinteligencias”, contó en diálogo con AUNO.

La derrota frente a los dirigidos por Omar Asad se consumó y dejó al conjunto de la Zona Sur del GBA con nueve puntos en la tabla de posiciones, a cuatro unidades de los líderes (River, Vélez y Estudiantes).

Pero también, significó el primer traspié en el certamen, ya que Lanús llegaba a este choque como uno de los invictos del torneo.
Vuelta de página, ahora el rival de turno será Racing, que acumula cuatro caídas consecutivas; está comprometido cada vez más con su escaso promedio y buscará sumar tres puntos para recuperarse.

“Se viene un compromiso complicado porque si bien no está pasando un buen momento, Racing es un equipo grande que, golpeado, va a querer ganar como sea en su estadio. Nosotros debemos estar tranquilos y no apresurarnos porque la ansiedad nos hace perder el rumbo que empezamos”, apuntó.

Y continuó: “Tenemos un estilo de juego con el que nos fue bien, sacando resultados positivos, pero la fecha pasada no supimos desnivelar y el rival convirtió en los momentos justos para definir el encuentro. Tuvimos un serio problema al desesperarnos por no hallar los caminos para ganar. Así dimos muchas ventajas y eso no se puede repetir”.

La tercera jornada del Torneo Clausura, a comienzos de este año, había registrado la última derrota del elenco de Luis Zubeldía en su cancha. En aquel momento Argentinos lo vencía (6-3) y así iniciaba su trayecto al título. Pasaron diez partidos para que Lanús no volviera a sumar en Guidi y Arias.

Pero, si bien el “Granate” llevaba una racha de tal magnitud, también hay que tener en cuenta que más allá del invicto en este torneo, aún no consiguió victorias en casa en la nueva temporada, pues a la derrota frente al “Tomba”, se suman los empates ante Newell’s (1-1), y con Banfield (0-0) en el clásico del Sur.

“Para pelear arriba hay que ganar de local. Si no se suma de a tres en nuestro estadio, todo se hace cuesta arriba. Por suerte arrancamos de la mejor manera de visitante y los resultados nos hicimos sumar varios puntos, pero si la campaña sólo se basa en lo que hagamos fuera de Lanús, se va a complicar”, analizó.

Los datos lo avalan: siete de los nueve puntos conseguidos hasta la sexta fecha, se obtuvieron lejos de la “Fortaleza”, entre los que se suman los dos triunfos (Arsenal y Gimnasia). Se acerca Racing, y la idea es continuar esa senda.

“Hay que corregir las cosas que hicimos mal. El mayor problema estuvo en que fallamos en los últimos metros y en cambio el rival fue muy contundente. Nosotros fuimos a buscar el resultado y se le abrieron los espacios para que nos puedan lastimar. Eso debemos mejorar de cara al próximo compromiso y demostrar que estamos para ganar”, remarcó.

El defensor llegó a Lanús con un objetivo, y luego de varias idas y vueltas en torno a su contratación, estuvo en el banco de suplentes los primeros partidos. Ante Gimnasia, en La Plata, ancló en el once inicial y su firmeza lo posicionó como uno de los baluartes de la última línea.

Aunque es zaguero central, frente al “Lobo” arrancó en el lateral derecho y desde allí sumó sus proyecciones por la banda, que casi le permitieron convertir frente al elenco dirigido por Diego Cocca. Ya con Godoy Cruz, en los minutos finales, actuó en su puesto natural. La necesidad manda y eso lo sabe Goltz.

“Me voy sintiendo cómodo en el equipo, con mucha confianza y entendiendo que es una última línea con muchos jóvenes. Estoy para lo que necesite el plantel, así que puedo jugar donde sea. Va a ser fundamental encontrar la solidez a medida que pasen los partidos”, aseguró.

Con la mente puesta en la “Academia”, Lanús intentará aprender de sus errores y recuperarse lo más rápido posible de la caída en casa. Va en busca de un triunfo que le permita saber dónde está parado de cara a lo que sigue.

AUNO-16-09-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>