Fueron sepultados los restos identificados de una víctima de la dictadura

Familiares, amigos y compañeros de un joven estudiante desaparecido homenajearon su vida, sus ideales y su militancia. La actividad se realizó el sábado pasado en el cementerio Gloriam de Burzaco.

Lomas de Zamora, septiembre 26 (AUNO).- Familiares y allegados del militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) desaparecido Sergio Natalio Yovovich sepultaron sus restos identificados hace dos años por el Equipo de Antropología Forense (EAAF) y le rindieron un homenaje en un cementerio de Burzaco. Fue “hacer elduelo que no pudimos hacer en ese momento”, cuando fue secuestrado por esbirros de la última dictadura militar, reflexionó uno de sus compañeros de militancia.

Para homenajear al estudiante de la Universidad de La Plata, desaparecido el 15 de octubre de 1977, cuando tenía 22 años, sus familiares más cercanos eligieron realizar una misa en la que fueron recordados sus últimos años. Algunos de sus compañeros compartieron anécdotas y otros revivieron situaciones cotidianas de los años más oscuros de la historia. “Este homenaje es para que digamos lo que sentimos o recordamos que hace bien y es oportuno, que libera pensamientos y dolores”, escribió en una carta quien fuera su esposa María Rosa Martínez, que fue detenida y liberada durante la dictadura y trabaja actualmente en la Subsecretaria de Derechos Humanos de Almirante Brown.

En 2009 el EAAF identificó los restos de Yovovich enterrados en el cementerio de Rafael Calzada, en Almirante Brown, como NN. A partir de ese momento se realizaron las muestras de sangre de su mamá, sus hermanos y su hijo y de esta manera se pudo confirmar su identidad. Luego, los restos fueron entregados a los familiares, que decidieron inhumarlos en el cementerio Gloriam de Burzaco.

Durante el homenaje, uno de sus compañeros de la FUP, que integraba el Frente Universitario de Montoneros en la Universidad de La Plata, recordó sus últimos años y reivindicó su compromiso: “Sergio entregó la vida por una causa, luchó por la justicia y por eso tenemos que continuar con esa causa. Era el mejor ejemplo del hombre nuevo”.

“Nos da energía saber que esto puede ser posible, que la verdad llega y que la justicia la estamos conquistando”, manifestó María Rosa Martínez.

Su hermana Delia quiso recordarlo desde una perspectiva más íntima y familiar: “Murió por sus ideales. Era un chico muy alegre, divertido, siempre predispuesto, nunca estaba de mal humor”, dijo. “Fue muy agradecido a la vida, siempre tuvo el evangelio en la mano, era muy espiritual”, añadió.

MLC-AFD
AUNO-26-09-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>