Empleados públicos se unen para ayudar a los que menos tienen

Empleados de la DGI recolectan comida, ropa y calzado y las entregan a hospitales e instituciones que asisten a personas de bajos recursos.

Por Silvia Marchant

(AUNO-TERCER SECTOR*) Cerca de 300 personas que trabajan para la Dirección General Impositiva (DGI) del barrio porteño de Constitución se unieron para brindar ayuda solidaria a organizaciones civiles a través de la donación de alimentos, ropa, calzado y dinero. La iniciativa, que llegó un poco después de que el pueblo argentino se sumiera en una de las más extensas y profundas crisis económicas, colabora mensualmente, entre otras, con 400 chicos del partido bonaerense de La Matanza.
Hace casi un año empezó a gestarse en la mente de varios trabajadores del organismo oficial la idea de colaborar con personas en condiciones de riesgo social. Así, luego de varios encuentros, en el mismo lugar donde trabajan, decidieron nombrar a una persona que realizara un relevamiento de instituciones y sus necesidades. La confección de la lista dio como resultado una infinidad de entidades con diversas carencias.
El Hospital Muñiz, precisamente el pabellón de HIV/Sida, fue uno de los primeros en recibir la ayuda de los empleados publicos, que consistió en alimentos que ellos mismos se encargaron de distribuir.
“La experiencia fue muy dura, vimos muchas necesidades, nos dio mucha pena y entendimos que estabamos haciendo lo correcto porque hay muchos familiares de las personas que están internadas, que ni siquiera tienen para viajar al hospital y mucho menos para comer”, sostiene una empleada de la DGI, Mirta Correa, quien se ocupa de contactarse con las instituciones y realizar una lista de sus necesidades.
Así como el número de entidades para ayudar creció, también creció la cantidad de empleados que se sumó a esta iniciativa. “Las donaciones las juntamos en bolsas en el hall de entrada del edificio donde trabajamos, por supuesto con el permiso de nuestros jefes, y cuando llega la fecha procedemos a su distribución”, detalla Correa.
Otra de las instituciones beneficiadas fue el Hospital de Niños, que recibió cientos de bolsas de pañales. “Sabemos que la DGI es un lugar atípico para realizar colectas, porque se trata de un establecimiento de recaudación para ser distribuido en forma social y equitativa, cosa que en la realidad no es así. Pero nosotros queremos demostrar que los empleados somos diferentes”, afirma Correa.
Si bien una de las ideas iniciales del grupo fue llevar ayuda a diferentes asociaciones, decidieron apadrinar a un comedor comunitario de La Matanza. “Estaba mirando la televisión y me enteré de que un comedor comunitario necesitaba en forma urgente donaciones porque si no cerraría sus puertas, así que lo charlé con el grupo y decidimos patrocinarlo”, afirma Correa.
La entidad se llama ´Por Amor a los Niños´ y está ubicada en el partido bonaerense de La Matanza. Allí, los trabajadores ayudan mensualmente con alimentos a más de 400 chicos, quienes gracias a su colaboración pueden seguir almorzando y cenando todos los días.
“Tenemos la intención de crear una red de empleados de la DGI, de diferentes zonas, y seguir ayudando a diferentes instituciones, porque una vez que empezás a ayudar no podés dejar de hacerlo, porque que uno recibe al dar nos llena de satisfacción”, indica Correa.

——————————
Cómo conectarse:
Empleados DGI: Teléfono (011) 4304-4288
E-mail: mirtacorrea@yahoo.com.ar
——————————

*Agencia Universitaria de Noticias y Opinión
Revista Tercer Sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>