El miércoles se define la suerte de Lagostena

Cinco días después de la audiencia en donde ambas partes expusieron sus argumentos, el juez a cargo de la investigación por la desaparición en 2010 de la joven Erica Soriano determinará si el imputado seguirá detenido o esperará que su juicio en libertad.

Belén Escobar

Lomas de Zamora, julio 2 (AUNO).- El próximo miércoles, el juez de la causa que investiga la desaparición en agosto de 2010 de la joven embarazada Erica Soriano definirá la situación de su ex pareja, Daniel Lagostena, detenido y acusado de presunto asesino. La familia Soriano pidió prisión preventiva, mientras que el abogado del acusado solicitó prisión domiciliaria si no es posible la excarcelación.

“Pedimos que se quede en la cárcel hasta el juicio porque tenemos miedo de que se fugue nuevamente”, comentó a AUNO, Esther Soriano, la madre de la muchacha, quien recordó que un mes después de la desaparición de su hija, Lagostena se fugó cuando la Justicia ordenó un allanamiento en la casa donde vivía con su novia. A las semanas volvió y dijo que había estado en Misiones investigando por su cuenta “una pista sobre unos prostíbulos” donde su pareja podía encontrarse cautiva de una red de trata. Esta versión quedó sin validez cuando el padre del acusado denunció que su hijo había desaparecido y explicó que le había dejado su auto para que lo vendiera.

Esther contó que el sospechoso no sólo se fue del país de un día para al otro sin avisarle a nadie más que a su padre, sino que dejó su celular en Buenos Aires para que pensaran que estaba en la provincia y no lo pudieran rastrear.

La joven vivía en Lanús con el acusado y estaba embarazada de dos meses. El 21 de agosto, el día de su desaparición, debió estar con su familia en Villa Adelina. La hipótesis del fiscal es que la muchacha de 30 años nunca salió de su casa y fue asesinada allí entre las 22 del día anterior y las 5 de la madrugada del día siguiente. Según la causa, en la tarde del 20 la pareja fue al médico. Al volver, Érica llamó a una amiga y luego nunca más se supo nada de ella.

Lagostena se encuentra detenido desde junio pasado y la orden de arresto del juez Gabriel Vitale fue irrevocable luego de que se hallaron nuevas pruebas y los resultados de las pericias psiquiátricas no lo favorecieron. La causa está caratulada como “homicidio simple en concurso real con aborto, en el contexto de violencia familiar y contra la mujer”.

Durante un allanamiento en la casa en la que convivía con la muchacha, encontraron una mancha de sangre debajo de una mesa que había sido lavada, motivo por el que no se pudo identificar el ADN, y restos de una bombacha quemada en la chimenea, argumentos considerados como “contundentes” para acusar al sospechoso.

Por otro lado, las pericias psiquiátricas, del hombre de 51 años, indicaron que “para él, los demás (las personas) son objetos al servicio de su satisfacción”.

Una vez que Lagostena fue detenido, tres parejas anteriores que convivieron con él denunciaron maltratos por parte del supuesto asesino. “Acostumbraba a pegarme y cuando estaba enojado, me despertaba a medianoche y me tiraba agua fría con un balde”, denunció una de ellas, identificada como Alejandra T. Otra de las ex novias, María C. recordó que a los siete meses de estar con él quedó embarazada y le pidió que no tuviera el bebé.

Según la madre de Erica, el abogado tiene un buen pálpito y las expectativas son que el imputado aguarde el juicio en prisión. “Quiero que quede preso”, enfatizó.

Asimismo, contó que la ex pareja de su hija “se hace el víctima y le echa la culpa a los medios y a la policía”. Y que a la hora de declarar “nunca nombró a Erica, sólo habla sobre él y se hace el desentendido”.

MBE-AFD
AUNO-02-06-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>