Dos caminos diferentes para intentar ser protagonistas

Lanús y Banfield comparten el mismo objetivo en el Apertura que se avecina: llegar a lo más alto posible. Sin embargo, el “Granate” no se sale del libreto y, con Zubeldía como DT, va tras la senda de Cabrero. El “Taladro” en cambio trajo a Jorge Burruchaga y ocho refuerzos para salir del ostracismo luego de un pálido Clausura.

Mariano Verrina

Temporada nueva, ilusiones renovadas. Lanús y Banfield arrancan un ciclo con entrenadores nuevos y con ambiciones grandes. El “Granate”, con Luis Zubeldía al frente del grupo, siguiendo la senda de Ramón Cabrero, incorporó poco y mantuvo la base que le dio la alegría más grande de su historia en el Apertura 2007. El “Taladro”, con la asunción de Jorge Burruchaga, armó un equipo prácticamente nuevo, con refuerzos de jerarquía para recordar buenos tiempos y volver a pelear arriba.

Para Lanús será la continuidad de un verdadero proyecto a largo plazo. La llegada de Zubeldía es un nuevo eslabón en un sólido trabajo dirigencial que dio sus frutos de la mano de Cabrero. Ya tiene al presidente más joven del fútbol argentino, Alejandro Marón, y ahora cuenta con el entrenador de menor edad.

En cuanto al equipo mantuvo a casi todos los campeones. Para eso fue vital la venta de Lautaro Acosta al Sevilla que permitió el ingreso de una buena suma para retener al resto del plantel. En su lugar comenzará Santiago Biglieri, otro fruto del semillero “granate” de características similares al “Laucha”. Además, para reforzar el ataque llegó desde Vélez Gustavo Balvorín. El otro refuerzo es el marcador de punta Hernán Grana, que en el último semestre formó parte del plantel de All Boys que ascendió a la B Nacional.

Poco movimiento en el mercado, resguardo de la base y consolidación de jóvenes que asoman, a eso apuntará Lanús que seguramente arrancará el campeonato con Carlos Bossio en el arco; Rodolfo Graieb, Emir Faccioli, Santiago Hoyos y Maximiliano Velázquez en la línea de fondo; Sebastián Blanco, Agustín Pelletieri, Matías Fritzler y Diego Valeri en el medio y Biglieri y José Sand en la ofensiva.

El caso de Banfield es distinto. Si bien desde la dirigencia del club se habla de seguir una política similar a la de sus vecinos, para este nuevo semestre se verá un equipo prácticamente nuevo. Con la sorpresiva llegada de Federico Nieto, son ocho los refuerzos que sumó Jorge Burruchaga. Además del ex delantero de Huracán se incorporaron los defensores Víctor López y Marcelo Bustamante, los mediocampistas Walter Erviti, Maximiliano Bustos, Nicolás Bertolo y Santiago Raymonda y el delantero uruguayo Sebastián Fernández.

Todo una base nueva a la que se le sumarán los conocidos Cristian Lucchetti, Luciano Civelli, Julio Barraza, Marcos Galarza y Jerónimo Barrales. A eso apunta el “Taladro”: a cambiar la imagen pálida que tuvo en los últimos campeonatos y rememorar los buenos momentos de la era de Julio Falcioni. En paralelo, habrá que tener en cuenta las elecciones presidenciales de octubre, el otro tema candente en el fin de año banfileño y que podría marcar el cierre del ciclo de Carlos Portell luego de 10 años de gestión.

Realidades diferentes en el arranque de la temporada 2008-2009. Lanús, el domingo por la tarde iniciará en su visita a Racing el recorrido de una nueva era por un camino que ya conoce a la perfección. Banfield, el sábado por la tarde, en su casa ante Godoy Cruz, pondrá en marcha su ilusión con un método diferente al que acostumbraba.

Caminos diferentes para llegar al mismo punto. La pelota irá marcando el destino de cada uno.

MV-MFV
AUNO 08-07-08
deportes@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>