Alberto Santillán: “Doce años después, el balance no es favorable”

h4. En un nuevo aniversario de la Masacre de Avellaneda, el padre de Darío Santillán, cuestionó que los responsables políticos de su muerte “estén sueltos impunemente”.

Belén Escobar

Alberto Santillán, el padre de Darío, una de las dos víctimas de la Masacre de Avellaneda de 2002, fue uno de los oradores del acto sobre el Puente Pueyrredón con el que se conmemoraron los 12 años de los crímenes. Reclamó que se juzgue al ex gobernador Felipe Solá y al ex presidente Eduardo Duhalde por ser “los responsables políticos” de los crímenes. Antes, habló con AUNO.

-¿Qué análisis puede hacer a más de diez años del asesinato de su hijo?
-El balance no es favorable, sino no estaríamos en las calles. Sin embargo, eso es lo que hace que uno se mantenga en la lucha. Quisieron hacernos invisibles de todas las maneras posibles, pero esta es una nueva demostración de que seguimos vigentes y de que estamos de pie.

-¿Cuál es el principal reclamo que tienen las manifestaciones en cada aniversario?
-Seguimos reclamando la falta de voluntad política y de la Justicia. En este lugar, en donde mataron a mi hijo, se demostró que no se hubiera realizado la Masacre de Avellaneda con tanta impunidad sin un claro guiño del gobierno nacional y provincial.

-Entonces, considera que la condena de los dos autores materiales es insuficiente.
-Sí. Muchos años y seguimos en lo mismo. No nos conformamos con que hayan apresado a los dos estúpidos y cobardes que mataron a Maxi y a Darío, sino que luchamos para se haga justicia con los políticos que mandan a reprimir, que matan a los pibes en nuestros barrios y que no permiten que podamos ejercer el derecho al reclamo. No puede ser que sigan dando vueltas por ahí sin que nadie haga nada.

-¿Qué representa para usted la ex estación Avellaneda?
-Es un lugar de muerte, pero también es un lugar de resurrección porque Darío y Maxi acá han vuelto a la vida. Acá dejaron su enseñanza y las ideas en base a su vida como militantes. Demuestra que los sueños que Darío quería llevar adelante no se detuvieron ni por las balas policiales ni por una orden del gobierno de turno.

-¿Cómo podría describirla?
-Se ha transformado en un lugar de vida y da un mensaje que busca un cambio, aunque no creo que cambiar de presidente pueda llegar a mejorar algo. Los que tenemos que cambiar somos nosotros y creo que vamos en la ruta correcta.

MBE-AFD
AUNO-26-06-14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>