Doble femicidio en cuarentena: encontraron los cuerpos de la mujer y la nena que estaban desaparecidas en Lanús

Cristina Iglesias y su hija de 7 años estaban desaparecidas desde el 25 de marzo. Abel Romero, pareja de la mujer, quedó detenido por ser el principal sospechoso del doble crimen. Organizaciones feministas preparan para este lunes a las 18 un “ruidazo en balcones, terrazas y ventanas” en repudio los femicidios.

Se repitió el final más temido: Los cuerpos de Cristina Iglesias y Ada, su hija de 7 años, fueron encontrados sin vida en la madrugada del domingo, enterrados en el fondo su casa, en Lanús. Su familia las buscaba desde el miércoles pasado, la última vez que las víctimas habían sido vistas en el domicilio de Domingo Purita al 4000, en la localidad de Monte Chingolo.

Días antes del hallazgo, la Policía Científica había determinado que la casa en la que ambas vivían había sido baldeada hace poco tiempo. También informaron que había rastros de sangre en el patio, en una habitación, y signos de un cuerpo arrastrado.

El principal sospechoso como autor del doble crimen había escapado el jueves pasado luego de que la hermana de Iglesias lo encontrara en la casa de la calle Purita. Se trata de la pareja de la mujer, Abel Romero (25), con quien las víctimas convivían encerradas hasta que culminara el período del aislamiento social obligatorio.

Sin embargo, Romero fue detenido este sábado en la localidad bonaerense de Rafael Calzada, en el partido de Almirante Brown. Según fuentes policiales y judiciales, lo atraparon mientras deambulaba por la calle hasta que el personal que iba a bordo de un patrullero le dio la voz de alto para preguntarle por qué no estaba cumpliendo la cuarentena obligatoria. Una vez más, intentó escapar corriendo.

“Lo agarraron y no quiere decir nada, se mantiene en sus mentiras y se contradice”, cuestionó a la agencia Télam Fernando, hermano de Cristina Iglesias. Romero fue interceptado por los efectivos que lo llevaron a la comisaría local y el fiscal Jorge Grieco, a cargo de la causa, dispuso la aprehensión por el doble crimen de Cristina y de su hija.

En tanto, un vocero encargado de la pesquisa explicó que el acusado “dio dos versiones distintas ante la Policía pero que no tienen validez legal”. Y añadió: “En una de ellas dijo que ellas estuvieron con él hasta el jueves cuando se fueron en un auto con un ‘conocido’ de su novia, al que no pudo identificar”.

Ante esas contradicciones, el fiscal Grieco ordenó que Policía Científica volviera a la vivienda de la mujer con perros rastreadores a realizar una inspección y, en ese marco, bomberos hallaron los cuerpos al hacer excavaciones en el fondo de la casa.

Las primeras versiones aseguran que Iglesias presentaba varias puñaladas mientras que la niña tenía heridas de arma blanca y signos de haber sido asfixiada, aunque esto se confirmará con el resultado de la autopsia que se hará este lunes en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

Por otra parte, otro indicio que llevó a sospechar a los investigadores respecto a la participación de Romero en el hecho fue que en la pieza que alquilaba en otro lugar del barrio la Policía encontró los documentos y las llaves de Iglesias.

“A los policías les dijo que tenía su DNI porque él le cobraba un plan que la mujer tenía, pero confirmamos con el municipio que ella no tenía ese beneficio”, precisó una de las fuentes.

Además, los investigadores se entrevistaron con conocidos de Romero y aseguraron que el jueves lo vieron “nervioso” y que luego “desapareció de las redes sociales”, añadió el vocero.

Detenido y acorralado por sus propias palabras

Esta tarde el periodista de casos policiales Mauro Zeta compartió en su cuenta de Twitter que el acusado había declarado que las víctimas “habían sido asesinadas por tres criminales, y que a él le perdonaron la vida a cambio de limpiar la escena del crimen”. Al mismo tiempo, Romero declaró que los cuerpos habían sido enterrados por estos supuestos homicidas y que él no había tocado ninguno de los cadáveres.

Sin embargo, Zeta explicó que uno de los perros entrenados por la Policía “captó el olor del acusado y el de la niña asesinada en la frazada que se usó para taparla y enterrarla”.

“El perro marcó al acusado en su lugar de detención siguiendo el rastro odorífico de la frazada. Dejó al descubierto que fue Romero la última persona que estuvo en contacto con la niña, la mató y la enterró al igual que a su madre”, sostuvo el periodista.

El fiscal Grieco, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada en Lanús, Departamento Judicial Lomas de Zamora, pidió la conversión de la aprehensión en detención del acusado, a quien indagará el lunes por el delito de “doble homicidio agravado”.

La cuarentena no da tregua: encerradas con su agresor

A comienzos de marzo el Observatorio Contra las Violencias de Género Ahora que Sí Nos Ven informó que hubo 68 femicidios registrados en lo que va de 2020. Pero el cálculo, lejos de estancarse, incrementa y se actualiza día a día.

Sin ir más lejos, este sábado, al mismo tiempo que detenían al sospechoso del asesinato de Cristina Iglesias y su hija, la policía marplatense encontró el cadáver de Claudia Repetto, quien se encontraba desaparecida desde hace 27 días. Su ex pareja, detenida horas después, confesó que la había matado.

El Observatorio denunció que el 60 por ciento de estos femicidios se produce en la vivienda de la víctima, y el 50 por ciento de estos casos ocurren en manos de sus parejas o ex parejas.

En sintonía, la línea 144 de atención a casos de violencia de género recibió en el plazo de la cuarentena obligatoria un 25 por ciento más de llamados.

Con el fin de prevenir y ayudar ante estos casos de violencia, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, anunció que sumaron nuevos canales de comunicación y adoptó medidas especiales para mujeres y diversidades en medio del aislamiento social preventivo obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Entre las opciones para asesorarse y/o denunciar por algún hecho de violencia de género, se habilitaron las líneas de Whatsapp (+54) 1127716463, (+54) 1127759047, (+54) 1127759048; el correo electrónico linea144@mingeneros.gob.ar, y la atención vía una aplicación gratuita “Línea 144 Atención a Mujeres” que se puede descargar en los celulares.

Si sufrís violencia de género o conocés a alguien que puede estar padeciéndola, no dudes en comunicarte con los siguientes organismos:

  • Línea 144 para asesorarte
  • Línea 911 para emergencias
  • Línea 107 para emergencias médicas

Llaman a un “ruidazo”: 10 días de cuarentena, 11 femicidios

Los grupos de WhatsApp no paran de sonar. Un mensaje se reenvía de un celular a otro. Mujeres de todo el país convocan a un “ruidazo” desde sus casas o departamentos, para este lunes a las 18.

“Por quienes se ven obligades a cumplir la cuarentena con su agresor. Que el encierro no nos silencie. Nos negamos a tragar la bronca. Vivas y libres nos queremos”, anuncia el mensaje. También convoca a registrar el momento y a subirlo a las redes sociales junto al hashtag #AlertaFeminista.

En lo que va de la cuarentena obligatoria, se registraron once casos de presunto femicidios en todo el país:

  • Florencia Micaela Soto (27), recibió un disparo en la cabeza en su domicilio, en la provincia de Neuquén. El principal sospechoso es su pareja, ex policía.
  • Verónica Sule, prendida fuego en su casa, en la provincia de Santa Fé. Agonizó una semana hasta su muerte. El principal acusado es su pareja.
  • Susana Melo (53), asesinada de un disparo en la cara en la ciudad de Bahía Blanca. Su pareja Raúl Gregorio Costa, con antecedentes de violencia de género, se niega a declarar.
  • Lorena Barreto (32), asesinada en Puerto Iguazú. Se sospecha que su pareja, con antecedentes de violencia de género, es el autor del crimen.
  • Pilar Riesco (21), de Pompeya, Buenos Aires, murió tras caer al vacío desde el balcón de un cuarto piso, donde vive su novio. Los vecinos habían escuchado gritos anteriormente.
  • Lidia Britez (47), de La Pampa, falleció luego de una golpiza propiciada por su pareja, César David Cáceres, con antecedentes de violencia de género.
  • Jésica Rocío Farías (21) de Tolosa. Fue hallado su cuerpo ahorcado en un árbol.
  • Romina Ruíz Díaz (36) fue asesinada a apuñaladas en su casa de la localidad de Los Pozos, Cañuelas, pocas horas después de que el Presidente decretara la cuarentena obligatoria.
  • Claudia Repetto, de Mar del Plata. Se encontró su cadáver luego de que su pareja, encontrada y detenida tras escapar, confesara dónde la enterró.
  • Cristina Iglesias y Ada Iglesias.
  • Una bebé de dos meses asesinada de un disparo por su padre tras discutir con su pareja en Puerto Iguazú.

AUNO-29-3-20
MT-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>