Desarrollo tecnológico argentino con fines medicinales y estéticos

Una empresa argentina desarrolló en el país un equipo médico de alta tecnología que permite realizar rehabilitaciones de cirugías y tratamientos de belleza con métodos no invasivos, que comenzó a ser exportado a diversos países de la región.

(AUNO) El equipo, llamado BHS 301, fue creado por la empresa Body Health System, que se ocupa de investigar y fabricar equipamiento para el área estética y medicinal. A partir de este moderno aparato, la compañía anunció que invirtió 850 mil pesos para lanzar un nuevo tratamiento, denominado Dermo Health, que se presentó en el reciente “III Congreso Internacional de Clínica Estética”. La empresa destacó que el equipo ya es exportado a México, Chile y Perú.
“Los equipos que se importan no realizan tratamientos faciales y corporales, ya que en el extranjero se fabrican aparatos para cada cosa, que encima cuestan el triple”, afirmó Fernando González, titular de la firma.
El BHS 301 está especialmente diseñado para modelar el cuerpo, recuperar la tonicidad facial y combatir algunas afecciones dérmicas, y fue definido por Juan Vietti, especialista en Estética No Quirúrgica y Director Médico de Body Health System, como “un método no invasivo de succión continua a caudal constante, que moviliza los distintos tejidos de la piel y estimula la microcirculación”.
“En estética, tiene distintas aplicaciones como celulitis, adiposidad localizada, tonificación, reducción y modelación, trastornos circulatorios periféricos, estrías y cicatrices retráctiles, post-cirugías y es descontracturante muscular. Además, se utiliza en el área medicinal en tratamientos de flebología, linfología, cirugía, quemaduras, reumatismo y traumatología, entre otras especialidades”, explicó.
“Este tipo de tratamiento por dermopresión reduce la adiposidad, porque al movilizar la zona y reactivar los vasos capilares “atrofiados”, la grasa acumulada disminuye. Hay que tener en cuenta, que aunque se haga dieta, no es posible eliminar la grasa más antigua sin estimulación”, destacó María Luisa Rijana, Presidente de la Asociación Argentina de Clínica Estética.
Con respecto al tratamiento corporal, Vietti detalló que dura aproximadamente dos meses, el equivalente a 16 sesiones de 50 minutos cada una. “En poco tiempo, podrán descubrir los primeros resultados, ya que combate la celulitis muy avanzada como puede ser las de grado 2 o 3 y reduce hasta dos talles,” comentó.
Además, aseguró que “sus utilidades también se pueden ver en el rostro y en menos tiempo, ya que provoca un rejuvenecimiento de los tejidos, que da la sensación de haber perdido cinco años. Se lo conoce como un lifting no quirúrgico, que aumenta la tonicidad muscular y da mayor turgencia en las facciones, por ejemplo, los labios quedan más engrosados. Por otro lado, se aumenta la luminosidad de la piel, producto de la exfoliación que producen, descontractura y atenúa las arrugas de expresión”.
“Una vez estimulado el vaso capilar a través de Dermo Health, nunca vuelve al estado inicial, la irrigación sanguínea en esa zona ya quedó estimulada. Además, el tratamiento se puede utilizar en conjunto con otras técnicas como la electroestimulación o mesoterapia y/o combinar con máscaras faciales o corporales, cremas o fármacos bioactivos”, señaló.
AUNO 15-7-03 mar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>