Denuncian que empezó la demolición de la ex Campomar

Desde la Comisión Provincial por la Memoria afirmaron que “el edificio debe mantenerse en pie durante tres años para ser investigado por la Justicia”. Sin embargo, vecinos de Valentín Alsina aseguraron que se derrumbó el casco de la ex fábrica textil y sólo quedó la estructura.

Pablo Tallón

Lomas de Zamora, abril 29 (AUNO).- A pesar de que Gendarmería aún no presentó ante la Cámara Federal de La Plata los informes de los relevamientos realizados mediante el uso de un georradar para determinar la existencia de restos óseos humanos, vecinos de Valentín Alsina denunciaron que la empresa realizó tareas de demolición en la ex fábrica Campomar, donde aseguran que funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico-militar.

Pasado casi un año del anuncio de la presidenta Cristina Fernández sobre la construcción de un complejo de departamentos y las posteriores acciones judiciales de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Haydeé Villar, miembro de la Comisión de Vecinos de Lanús por Memoria, Verdad y Justicia, aseguró a AUNO que la empresa “derrumbó las paredes que, de acuerdo a lo establecido por la Justicia, debían mantenerse”.

“Es una clara destrucción de pruebas que aún no fueron investigadas por los peritos. No quedó nada del casco de la fábrica, sólo dejaron en pie la estructura de las columnas”, lamentó la vecina, quien sostuvo que la modificación del edificio “se ve desde afuera”.

Desde la CPM informaron que no tuvieron “ninguna información de que se hubiese tirado parte de la fábrica”, ya que recién en “los próximos días serían presentados los informes” de Gendarmería Nacional tras rastrear la zona no edificada del predio con un georradar para verificar si hubo movimientos en el suelo que evidenciaran enterramientos.

“El sector edificado se preservará durante tres años, de acuerdo al requerimiento que realizamos y que la empresa aceptó, ya que la Justicia tiene que investigar a fondo lo sucedido allí”, afirmó a esta agencia el secretario ejecutivo del organismo de Derechos Humanos, Alejandro Mosquera.

Ante las denuncias de los vecinos, Mosquera manifestó que “por ahí se trata de escombros removidos tras pasar el georradar, ya que la empresa no tendría que derrumbar nada”.

Un ex detenido-desaparecido aseguró en su declaración ante el tribunal haber pasado por Campomar, donde sus secuestradores lo sometieron a torturas con picana eléctrica y a simulacros de fusilamiento. Además, dos cráneos fueron hallados a comienzos de la década de 1980 por vecinos y llevados a la Comisaría 3º de Valentín Alsina, a pocas cuadras de la ex fábrica textil y que formó parte de la represión del denominado Circuito Camps.

De acuerdo a lo establecido por el último documento emitido por el tribunal platense, a fines de febrero, la empresa debe informar qué tareas realizará mediante un programa detallado, para que desde la Justicia puedan estar al tanto de la actualidad de las obras. Aún no fue presentado ese cronograma, debido a que la empresa está aguardando que se terminen con las investigaciones preliminares.

Para repudiar esta acción y continuar difundiendo la problemática, la comisión vecinal realizará este sábado un festival en la Plaza 1º de Mayo, ubicada en Perón y Oliden, en Valentín Alsina, y el miércoles 29 de mayo llevarán a cabo una mesa debate en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para tratar el tema “Centros clandestinos: ayer y hoy”, de la que participarán distintas organizaciones de Derechos Humanos.

PT-AFD
AUNO-29-04-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>