Declaran a la casa donde vivió Borges como sitio de “utilidad pública” y sujeto a expropiación

La casona de Adrogué donde solía veranear el escritor Jorge Luis Borges pasa de esta manera a formar parte del patrimonio municipal a través de una ordenanza. La propiedad aún “conserva íntegramente su estado original”. De esta manera, queda conservada una parte del legado cultural del municipio a poco de finalizar el Mes Homenaje al escritor.

Lomas de Zamora, septiembre 1 (AUNO).- Previo al cierre del Mes Homenaje a Jorge Luis Borges, en Almirante Brown, la casa de Adrogué en la cual solía veranear el escritor fue declarada por el Concejo Deliberante local como de “utilidad pública”, lo que permitirá que el inmueble conserve su estado y sea preservado como memoria cultural del partido.

A través de esta legislación, se autoriza una eventual expropiación, en caso de que el Estado municipal no logre un acuerdo con los actuales propietarios del inmueble —que no tienen relación alguna con Borges— acerca del destino y utilidad que piensen darle a la casa.

“Cuando digo que mi ceguera principalmente me hace extrañar a Adrogué, lo hago pensando en sus árboles y sus calles solitarias”, lamentaba el autor de El Aleph (ver Una infancia que marcó la memoria de Borges ) .

La casa ubicada en la calle que lleva el nombre del escritor –desde 1987—, frente a la plaza Carlos Gardel, “conserva íntegramente su estado original, lo que fue corroborado con fotos de época y con los planos que preserva la Municipalidad”, detallaron fuentes del Concejo Deliberante de Almirante Brown.

“El objetivo de la ordenanza —aprobada un día antes de la presentación de la viuda del escritor, María Kodama, en el distrito— es reparar el olvido que se ha tenido con este inmueble. De casualidad nunca se intentó demoler, ni modificar su estructura”, agregaron las fuentes.

Según describió Borges a la propiedad en la que pasaba las vacaciones durante su infancia, la casa era “una vasta construcción de una planta, con terrenos, dos cabañas, un molino de viento y un peludo ovejero marrón. Adrogué era entonces un remoto y apacible laberinto de casas de veraneo rodeadas por verjas de hierro, con parques y calles que irradiaban de las muchas plazas. Impregnado por el ubicuo aroma de los eucaliptos”.

Asimismo, pasados 25 años desde su fallecimiento, el destino del mundo relacionado con el escritor guarda detalles dignos de ser considerados borgeanos: Por cosas del destino, la propiedad se encuentra a pocos metros de la sede distrital del Partido Justicialista, del que Borges fuera un ferviente crítico.

PT-AFD-EV
AUNO-01-09-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>