Condenas sin presos

De los catorce condenados, nueve fueron condenados a prisión efectiva. Sin embargo, ninguno está preso. Los familiares y sobrevivientes de la tragedia de Cromañón lidian con los lentos procesos judiciales y, al igual que desde aquella noche de 2004, piden justicia para los jóvenes que ya no están.

Lomas de Zamora, diciembre 31 (AUNO).- Tras la revisión de la Cámara de Casación de las carátulas impuestas en el juicio de 2009 por la causa de la tragedia del boliche República de Cromañon, en mayo de este año el Tribunal Oral Criminal 24 fijó las penas para nueve de los catorce imputados, entre los que se destacó la reducción al empresario Omar Chabán —pasó de 20 años de cárcel a ocho— y la sentencia a los músicos de Callejeros que habían sido absueltos anteriormente.

El gerenciador deberá cumplir ocho años en prisión, a la vez que su colaborador Raúl Villarreal y el ex subcomisario de la Comisaría 7º Carlos Díaz fueron condenados, pero no irán presos.

El cantante Patricio Fontanet y el manager Diego Argañaraz recibieron cinco años de prisión, mientras que el baterista Eduardo Vázquez, cuatro. Por su parte, los ex funcionarios porteños Fabiana Fiszbin, Ana María Fernández y Gustavo Torres fueron condenados a las penas de cuatro años, tres años y seis meses y a tres años y nueve meses, respectivamente.

Por su parte, los otros miembros de Callejeros (Juan Carbone, Christian Torrejón, Elio Delgado, Daniel Cardell y Maximiliano Djerfy) recibieron penas de entre tres y dos años, por lo que la prisión queda en suspenso y deberán cumplir tareas comunitarias.

A pesar del fallo del tribunal competente en la causa, ninguno de los condenados a prisión efectiva fue preso, ya que las penas no están firmes. Pero sí deberán someterse todos a reglas de conducta, como no salir del país, fijar domicilio y comparecer semanalmente ante la Justicia.

El año que viene comenzará el juicio dentro de otra de las causas abiertas tras el incendio en Cromañón, instancia en la que serán juzgados el dueño del local donde funcionaba el boliche, Rafael Levy; el ex secretario de Seguridad porteño Juan Carlos López; el ex subsecretario de la misma cartera metropolitana Enrique Carelli; así como también el ex director general de Seguridad Privada Vicente Rizzo y el ex comisario Gabriel Sevald estarán sentados en el banquillo de los acusados.

Pasados siete años de aquella trágica noche en la que perecieron 194 jóvenes y tres desde que se inició la causa, los responsables y culpables no llevan sobre sus hombros el peso de la ley que exigen los familiares y sobrevivientes, quienes padecen la ausencia de sus seres queridos a la vez que deben lidiar y soportar la lentitud y la burocracia del sistema.

PT-AFD
AUNO-31-12-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>