Con bloqueos en los accesos, paran los gremios opositores

La CGT-Moyano y la CTA-Micheli pararon en reclamo de la elevación del mínimo no imponible, un incremento en el salario mínimo y la universalización de las asignaciones familiares. Hubo piquetes en los accesos, no funcionaron los trenes pero sí los colectivos y subtes. La actividad bancaria y el comercio, afectados en forma parcial. Los hospitales solo atendieron urgencias.

Lomas de Zamora, noviembre 20 (AUNO) Con dispar acatamiento se lleva a cabo hoy el paro convocado por las centrales gremiales opositoras, en el que los bloqueos a los principales accesos a la Capital Federal y en otros puntos del país tuvieron una alta repercusión. El transporte funcionó en forma parcial, ya que no circularon los trenes en el área metropolitana (salvo el Belgrano Norte) pero si lo hicieron los colectivos y subtes (salvo la Línea B y el Premetro). La actividad bancaria y el comercio se vieron afectados parcialmente, mientras que en los hospitales solo atendieron las guardias y los docentes, en su mayoría, no adhirieron.

El paro convocado por el sector de la CGT que conduce Hugo Moyano y la fracción de la CTA liderada por Pablo Micheli se llevó a cabo en reclamo del aumento del salario mínimo, la elevación del mínimo no imponible y la universalización de las asignaciones familiares. También se sumaron la Federación Agraria y organizaciones políticas de izquierda

Desde las primeras horas, manifestantes de distintos gremios o agrupaciones cortaron el Puente Pueyrredón, el Puente La Noria, la Autopista Ricchieri , el Acceso Oeste, la avenida General Paz y la Panamericana, entre otros puntos del Conurbano y del interior.

No hubo vuelos en Aeroparque y en Ezeiza no despegaron las aeronaves con tripulación nacional; en las autopistas se levantaron las barreras de los peajes, pero los piquetes impidieron a algunos automovilista llegar hasta el centro y disuadieron a otros de no viajar, por lo que en el centro la circulación fue algo menor a la habitual. Tampoco hubo recolección de residuos en el área metropolitana.

Desde el gobierno nacional, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, calificó la medida como “un paro extorsivo y alejado de los intereses de los trabajadores”. El vicepresidente Amado Boudou sostuvo que “los cortes y piquetes perjudican a la sociedad” y consideró que se trató de “un reclamo político que tiene que ver con planteos políticos personales”.

“Los paros están avalados por la Constitución y, en tal medida, siempre somos muy respetuosos. Pero es muy distinto el tema de los piquetes y los cortes. Todo esto en definitiva perjudica al conjunto de la sociedad, a los trabajadores, y al funcionamiento de toda la vida de los argentinos”, afirmó Boudou.

En tanto, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, dijo que más que un paro “es un piquetazo” nacional.

Por su parte, Hugo Moyano cuestionó el “ninguneo” por parte del gobierno a la medida y destacó que a su criterio, tuvo una alta adhesión.

AUNO 20-11-12 ALB EV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>