Cada vez que llovió, se inundó

Evacuados, barrios aislados y cortes de servicios públicos volvieron a afectar a los vecinos de Lomas de Zamora y Almirante Brown debido al fuerte temporal que afectó la zona la mañana del viernes y a la suspensión de obras hídricas que hacen que los barrios queden bajo el agua.

Las intensas lluvias que azotaron a gran parte de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal provocaron inundaciones y cortes en los servicios de luz y teléfono en los partidos de Lomas de Zamora y Almirante Brown. El impacto del temporal fue tal que muchos barrios de esos partidos quedaron anegados e incomunicados y hubo más de cien evacuados.

Los mayores inconvenientes los sufrieron las personas que viven en los barrios pobres ubicados en las cercanías de los arroyos del Rey y Unamuno del partido de Lomas de Zamora, y Las Perdices y San Francisco de Almirante Brown, que se desbordaron inmediatamente debido a la gran cantidad de agua que cayó en pocas horas.

El estado de emergencia en el que se vieron sumidas esas zonas requirió medidas del Ministerio de Desarrollo Humano bonaerense, que según las autoridades provinciales envió ayuda a los distritos más afectados por el temporal de lluvia y viento.

En las primeras horas de la mañana, momento crítico del temporal, las empresas de colectivos y remises interrumpieron sus servicios debido a que las calles de los barrios estaban anegadas por el agua.

Lomas de Zamora
Una mera lluvia de tres horas bastó para inundar nuevamente los barrios de la zona de Cuartel IX, donde el 64 por ciento de la población sufrió las consecuencias de desagües y arroyos obstruidos, obras de saneamiento y entubamiento de los arroyos de la zona, frenadas desde hace mese a pesar de los continuos aportes del Estado nacional anunciados por el propio Ejecutivo comunal.

El porcentaje de damnificados surge de la relación entre las estadísticas oficiales que indican que en Cuartel IX viven por lo menos 316.500 personas, y el dato del Foro Hídrico lomense que estima que lluvias como las de hoy inundan alrededor de 200 mil vecinos que viven a la vera de los arroyos siempre tapados de basura (tal como lo muestra una de las fotografías aquí publicadas).

Desde la mañana, los habitantes de Cuartel IX (conformado por Fiorito, Ingeniero Budge, Villa Centenario, Villa Albertina y Santa Marta) no sólo se despertaron con agua adentro de sus habitaciones sino que tampoco pudieron cumplir el rito sagrado y cotidiano de partir a sus trabajos y mantener así los altos índices de empleo difundidos por el Indec.

En Fiorito, por ejemplo, ninguna de las siete líneas de colectivos (188, 550, 179, 247, 405, 283 y 28) prestaron servicios por el mero hecho de que las calles por donde circulan (principales y periféricas) tenían entre 50 y 80 centímetros de agua. Por ejemplo, en la esquina de Recondo y Murature, el agua llegaba hasta la cintura de los vaqueanos que la cruzaron a sabiendas de las bocas de tormenta sin tapa y pavimento roto.

En la zona más alta y más concurrida de la localidad de Ingeniero Budge, comprendida entre Recondo y Claudio de Alas, por ejemplo, el agua sobrepasó los 50 centímetros debido al desborde del Arroyo del Rey, la ineficiencia de los desagües y la falta de cloacas en la zona.

Vecinos congregados en esa zona se mostraron indignados y aseguraron estar cansados de tener a sus hijos bajo el agua. Además denunciaron que las obras de entubamiento de ese arroyo deberían estar terminadas pero la mitad de los presupuestos se pierden en el camino.

En la localidad de Temperley, el mayor inconveniente se presentó en el paso bajo nivel de la avenida Belgrano, que quedó clausurado con más de dos metros de agua y dejó a los vecinos prácticamente sin la posibilidad de ir de un lado al otro de esa localidad.

Esta obstrucción del conducto que conecta las zonas este y oeste del partido obligó a la población a acercarse hasta el próximo cruce acceder a ambas zonas. Los más próximos son el de Amenedo, en Adrogué, o el de Pereyra Lucena, en Lomas de Zamora, ya que el de Garibaldi se encuentra en reparaciones.

La avenida Pasco, a la altura de las vías del ferrocarril, también quedó anegada por las intensas lluvias y la falta de un eficaz sistema de escurrimiento que impidió el paso de los automóviles y colectivos.

Almirante Brown
Las localidades más afectadas de ese partido fueron Burzaco, Rafael Calzada y Claypole, donde el temporal dejó un saldo de cerca de 60 evacuados que viven cerca del arroyo San Francisco y la desaparición de un hombre en Rafael Calzada. Según habitantes de la zona, habría caído a ese cauce de agua y aún no hay rastros de él.

Las personas que debieron ser evacuadas debido la inundación de sus viviendas fueron trasladadas en el club “Taponazo” de Claypole y en varias escuelas de la zona.

Las intensas lluvias y el granizo provocaron el desborde de los brazos de ese arroyo Las Perdices que recorren todo el partido, además de corte de los servicios de luz y teléfono, el ingreso de más de 20 centímetros de agua en muchas casas y el colapso de los desagües.

En el caso de los barrios más carenciados, donde el agua sobrepasó los 50 centímetros dentro de las casas, los vecinos acudieron a la ayuda de Gendarmería y Prefectura Naval para las tareas de evacuación de familias enteras.

Al respecto, Marta, una vecina de Burzaco atribuyó los problemas a “la falta de compromiso de los funcionarios”. En la misma línea, un grupo de personas que viven en el límite de Calzada y Claypole derrumbaron una pared del cementerio ubicado en esa zona para intentar que se escurra el agua estancada y otros vecinos de esa localidad cortaron el ramal ex línea Roca en reclamo a las autoridades por la ausencia de gestión y previsión ante la situación.

AMB-RI-AFD
AUNO-05-10-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>