Algo más que un partido en la calle

Desde el 12 hasta el 18 de febrero se realiza en San Carlos de Bariloche el primer Encuentro Nacional de Fútbol Callejero. Participarán 200 jóvenes de todo el país que, además de competir, asistirán a talleres y seminarios para “promover el desarrollo social y la integración”.

Poco más de 200 chicas y chicos de organizaciones sociales de todo el país dieron el puntapié inicial del primer Torneo Nacional de Fútbol Callejero. El encuentro organizado por la Liga de Bariloche, integrada por organizaciones que trabajan con el fútbol “como herramienta para promover el desarrollo, la participación ciudadana y la integración de niños y jóvenes”, convoca en Río Negro a jóvenes de entre 16 y 21 años.
Las provincias que participan del encuentro declarado “de interés general” por Unicef, la Secretaría de Deportes de la Nación y por la Legislatura de rionegrina son Jujuy, Mendoza, Santa Cruz, Neuquén, Río Negro, La Pampa, San Luis y Buenos Aires. El toque internacional lo da la presencia de un equipo de Punta Arenas, Chile, como invitado especial.
¿Qué diferencia este campeonato de otros? El encuentro no sólo tiene de especial ser el primero en su especie, sino que otras características de su desarrollo también lo hacen extraordinario. Por ejemplo, en los partidos no hay árbitros, sino que los jugadores crean las reglas a seguir y reparten los puntos. Además, cada equipo debe contar con al menos una mujer entre sus integrantes.
Este es el procedimiento que llevan a cabo: antes del partido, los jugadores crean las reglas con que jugarán y, luego de disputar el partido, vuelven a reunirse para hablar sobre el respeto hacia las reglas acordadas. Sobre la base a este último debate, reparten los puntos.
Debido a la ausencia de árbitros, las chicas y los chicos participantes de las entidades que organizan el encuentro cumplen el rol de mediadores sociales y son los responsables de intervenir en los partidos con el fin de “propiciar el diálogo y la resolución de conflictos”.
La final del campeonato se jugará en la avenida 12 de Octubre, al pie del Lago Nahuel Huapi. De allí saldrá el primer equipo federal que representará a la Argentina en el Segundo Encuentro Sudamericano de Fútbol Callejero, que se disputará en noviembre de este año en Paraguay.
El encuentro tiene lugar en la ciudad de San Carlos de Bariloche, hasta el 18 de febrero. Alrededor de 200 jóvenes de todo el país fueron inscriptos. Las instituciones que lo organizan son integrantes de La Liga de Bariloche: Cre-Arte, el Grupo Encuentro, el club Arco Iris y las fundaciones Educativa Woodville, Gente Nueva y Defensores del Chaco, de Buenos Aires.
Luis Suero, integrante de Cre-arte, explicó que uno de los motores del torneo es que a través de los encuentros “se pueden trabajar los valores”. En este sentido, destacó que “lo que pasa en el campo de juego lo tienen que resolver los pibes. Y nosotros, como coordinadores, podemos hacer una lectura de los conflictos que se ocasionan”.
Además de encontrarse en la cancha, los equipos participarán de talleres y seminarios que contarán con la presencia, entre otros, del actual director del seleccionado masculino de jockey, Sergio “Cachito” Vigil, que expondrá sobre el deporte como agente de transformación personal. También se realizarán actividades de integración, como fogones grupales, excursiones y talleres de arte.
Los torneos de fútbol callejero surgieron en 1994 tras la iniciativa de doce adolescentes que se juntaban a jugar al fútbol en esquinas de Chaco Chico, localidad de Paso del Rey, partido de Moreno. Este grupo de jóvenes dio origen al Club Atlético Defensores del Chaco, luego convertido en un centro cultural y deportivo que además de ofrecer talleres y programas para la comunidad, “promueve el juego como una forma de abordar el conflicto entre los jóvenes”.
Durante 2005, Defensores del Chaco impulsó en Moreno el Primer Encuentro Sudamericano de Fútbol Callejero, cuya final se jugó sobre la Avenida 9 de Julio, en la Ciudad de Buenos Aires.
En el marco de la red “StreetFootballWorld”, que agrupa a los países que trabajan con esta disciplina deportiva y social, se llevó a cabo en julio de 2006 el primer Campeonato Mundial de Fútbol Callejero en Berlín, Alemania, del que participaron 24 selecciones que jugaron bajo el precepto de “tolerancia y juego limpio”. En este torneo, jugado en paralelo al Mundial de la FIFA, Argentina participó con una delegación de 20 jugadores, chicas y chicos de organizaciones sociales del país.
Fabián Ferraro, fundador de Defensores del Chaco, una de las principales organización del país que promueve este tipo de torneos, explicó que “lo importante del fútbol callejero tiene que ver con la recuperación de lazos y vínculos comunitarios”. En su criterio, en cada partido, “los pibes van adquiriendo valores y actitudes que después incorporan a su vida”.

MMK-AFD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>