Advierten que la falta de poda puede generar problemas de salud

El historiador Pedro Campomar Rotger definió como “un capricho que atenta contra la salud de la población” a la falta de poda de los plátanos, árboles que cubren las calles del centro de Monte Grande. Para encontrar una solución al tema que genera “daños edilicios y en la salud de la gente”, salió a juntar firmas en bicicleta. En diálogo con AUNO, argumentó sobre la base de sus investigaciones.

El “historiador lugareño” Pedro Antonio Rubén Campomar Rotger encabeza un reclamo vecinal que refiere al malestar de los habitantes del centro de Monte Grande por la falta de poda de los plátanos que producen problemas en la vía pública y en los hogares porque “cruzan la línea de edificación”, además de generar trastornos en la salud de los pobladores. El investigador y cronista describió su recorrido por el vecindario para juntar firmas y el magro resultado que obtuvo su reclamo luego de reunirse con diferentes funcionarios comunales, desde la intendencia de Alberto Groppi. “El municipio debería darle más importancia a la historia, a lo legítimo y auténticamente nuestro”, sentenció con tono decidido y vital.

—¿Cuáles son los daños que producen los plátanos?
—Las ramas han crecido desmedidamente, llegan a los 40 metros de altura. El árbol, al tener un follaje inmenso, con justa razón se afirma a través de sus raíces y éstas levantan todas las veredas del centro de Monte Grande. Cito un caso particular: están comenzando a rajarse el living y el comedor de mi casa, es decir que la raíz ya está dentro de la propiedad privada y las ramas de enorme grosor ya se pueden ver sobre los tejados y los frentes. Ahora, ¿qué pasa con la “pelusa”, que se llama aquenio, que producen los frutos de estos árboles? Se apelmaza y cae sobre los tejados, las canaletas, las rejillas, y las tapona. El taponamiento causa a través de las lluvias filtraciones, y eso genera goteras. Las ramas, insisto, están cruzando la línea de edificación, a través de ellas han entrado delincuentes a muchas casas; el edificio de Malvinas e Independencia fue el primero en que tuvieron que poner rejas en el primer piso. Hay gente que tienen complicaciones alérgicas en las vías respiratorias, tose permanentemente y se le irritan los ojos. Además, por cuestiones climáticas, los plátanos están perdiendo las hojas y las calles de la ciudad están repletas de ellas. Entonces, se trata de un verdadero capricho que atenta contra la salud de la población.
—¿Cómo surge el proyecto vecinal de juntar firmas para lograr la poda de los plátanos?
—Te voy a relatar un poco la historia de los plátanos: cuando se plantaron en Buenos Aires, era una planta ideal para las calles de los pueblos. En Monte Grande, los árboles públicos fueron plantados alrededor del los años 30, los plátanos se colocaron durante el mandato del intendente Alejandro Santamarina, que finalizó en abril de 1940. Con el correr de los años, la gente se fue dando cuenta de que había una solución antes que se produjeran los problemas. Entonces, tuvimos una experiencia viene de lejos, lo que pasa es que jamás reparamos en el pasado histórico…
—¿Cuál fue esa experiencia?
—Tuvimos un viverista, un señor muy hábil, que se llamaba Santiago Emilio Giusto. Él entendía que la solución era, dado que el plátano es un árbol que acepta la poda en todas las condiciones, no dejarlo crecer de manera desmedida para evitar que cada año fructificara y se produjeran las “bolitas” que son el fruto del árbol. Pero durante el gobierno de (el ex intendente Alberto) Groppi, por capricho o por usar el dinero disponible para la poda según el presupuesto en otros menesteres, hacen por lo menos diez años que no se podan.
—¿Cómo se organizan los vecinos para juntar firmas para acompañar el pedido de poda?
—La metodología que utilizamos fue dejar planillas en las almacenes del barrio, en la zona más céntrica de Monte Grande, que es donde está plantada esta variedad de árboles. Cada vecino da su nombre, documento, dirección y firma. Llegamos a recolectar unas mil firmas que presentamos a la gestión anterior, pero el intendente nunca respondió ninguna carta.
—Usted también recorrió las principales calles de Monte Grande en su bicicleta para juntar firmas.
—Si, recorrí las casas de algunos vecinos para llevar planillas, pero no nos alejamos demasiado de este sector de Monte Grande que es donde abundan los plátanos, y sólo aquí encontramos esa cantidad de vecinos disconformes. Se está hablando de que no dejemos ningún recipiente con agua para que el mosquito del dengue no pueda procrearse, pero tenemos las canaletas tapadas… Es una cadena de problemas realmente tontos y no escuchados por la autoridad. No estamos en contra de las plantas sino de los problemas que ellas generan por no tratarlas como corresponde. Las plantas se podan, no es un crimen.
—¿Se han hecho estudios sobre los problemas que los plátanos producen en la salud?—Hice una averiguación en el Jardín Botánico de Buenos Aires y me informaron que este árbol en la vía pública está prohibido en Capital Federal. Si usted lo quiere plantar en su casa puede hacerlo.
-¿En el distrito no hay estudios sobre el tema?
—En esta Municipalidad, lamentablemente no hay estudios ni de geografía nacional.
—Además de las presentaciones por escrito a Groppi, ¿acercaron las planillas a alguna otra instancia de gobierno a nivel provincial?
—No. Groppi se justificaba con una ley (N.E: la número 12276 de 1999) en que la Provincia de Buenos Aires prohíbe tocar los árboles públicos, cuando la misma norma dice que si el árbol puede causar daños contra la seguridad de las personas o se trata de especies no aptas para el arbolado público, sí debe podarse. Hicimos presentaciones en el Concejo Deliberante y la respuesta tampoco fue favorable. No voy a dar nombres, pero un concejal, cuando se le mencionó que la pelusa de estos árboles tapaba las canaletas, que el agua no corría, dijo que no había “nada más lindo que limpiar una canaleta”.
—El intendente Fernando Gray anunció en su campaña que la poda de los plátanos sería una de las medidas que tomaría si asumía la intendencia, ¿usted tuvo alguna novedad al respecto?
—Estamos esperando una reunión con uno de los asesores del intendente, con (el jefe de Gabinete, Miguel Ángel) Urchipía. Respecto de Gray, con todo respeto, estoy un poco desorientado. La Municipalidad debería hacer un boletín oficial semanal donde informen de la situación del distrito, porque por un lado se dice que van a podar, otros vecinos dicen que no. Y la verdad es que todavía no hay respuesta de la Intendencia.

MNL-AFD-EV
AUNO-13-02-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>