Volvió a crecer el mercado de autopartes en Lomas

La mayoría de los desarmaderos desapareció en los últimos años a raíz de operativos policiales y la estabilización de precios de repuestos originales. Pero el mercado negro sigue abasteciendo al sector. Un autopartista explica los por qué de la industria. Funcionarios destacaron el “crecimiento sostenido” del sector legal en Lomas.

Si bien gran parte de los repuestos de automotores que se venden actualmente es adquirida a proveedores oficiales, “una importante cantidad de negocios del sector se maneja con repuestos ‘desarmados’ porque cuestan hasta un 75 por ciento menos”, explicó a AUNO un comerciante de Villa Albertina con 11 años de experiencia en el comercio de autopartes.

Aunque la mayor parte de esos “repuestos reciclados”, según estima el Ministerio de Seguridad bonaerense, proviene de autos robados, la lógica del comerciante es fácil de entender para este hombre: “Podés comprar un original a 80 pesos o conseguir un usado a 40 y venderlo 20 pesos menos, y nosotros no vendemos un caño de escape por mes. Si hacés esa ganancia no importa de dónde viene el autoparte”.

El dueño del comercio que funcionaba a dos cuadras de los Tribunales de Lomas de Zamora –y que prefirió preservar su identidad– justificó esa actividad: “La mayor parte de lo que se vende en el Conurbano es ‘reciclado’ porque sale menos y así se hacen las ganancias”.

Su comercio fue cerrado en 2005 por una investigación de la Policía Bonaerense, que le encontró repuestos “ilegales”, según reconoció; pero no obstante denunció que “no a todos los negocios los cierran, porque en algunos está metida la misma Policía” y estimó que “si se tuvieran en cuenta las operaciones en negro, el negocio de repuestos sería el más importante de la región”.

EL SECTOR AUTOPARTISTA EN LA ECONOMÌA LOMENSE

Además de la relevancia de la sucursal lomense de la distribuidora de neumáticos Bridgestone, el comercio local de autopartes manifiesta un “crecimiento sostenido porque hay veinte PyMES que en los últimos años comenzaron a exportar por hasta 100 mil dólares anuales”, precisó a AUNO el coordinador de Comercio Exterior del Instituto Municipal de Producción, Trabajo y Comercio Exterior (Imptce), Gustavo Lajnis.

Según contó el funcionario, la “Misión Comercial Internacional de Autopartistas” –organizada por el Imptce y de la que participaron empresas de África, Europa y Latinoamérica– evidenció la importancia que el sector adquirió en los últimos años sobre la base de las exportaciones de tres empresas lomenses: “BFB Autolube” (bujes y filtros) exportó por 100 mil dólares, “Su Llant” (llantas) y “Dog” (retenes y cerraduras) por 30 mil. Ninguna de estas tres emplea a más de 25 personas.

“Aunque los índices no desnudan la verdad de la historia, la foto es sumamente interesante en términos productivos y de inserción al mercado internacional”, consideró el funcionario luego de aclarar que si bien Lomas de Zamora aún no alcanza el nivel de actividad económica de los partidos de San Martín y Morón, reporta un “crecimiento sostenido” en este rubro.

Ese “importante avance” productivo y comercial de las PyMES lomenses en los últimos cuatro años está en sintonía con la recuperación del sector a nivel nacional, que alcanza actualmente una producción de 800 mil autopartes y 2.300 millones de dólares por año, luego de que se redujera casi a la mitad durante la crisis económica de 2001-2002.

Según estima el Programa Proargentina, en el Conurbano bonaerense se fabrica y comercia el 50 por ciento de la producción nacional, es decir 400 mil autopartes por año o 20 millones de dólares brutos por mes.

No obstante, un importante caudal de operaciones está por fuera de esas estadísticas pues se realiza por fuera del marco normativo, legal y comercial, en negocios abastecidos por desarmaderos que, según la Policía Bonaerense, estarían “implicados directamente con los robos y hurtos de automotores”.

DISMINUCIÓN DEL COMERCIO ILEGAL Y DESCENSO DE ROBOS

Según datos oficiales del gobierno provincial, el índice de robos de automotores alcanzó su máximo histórico en el conurbano durante 2002, con poco menos de 77 mil automóviles, motocicletas, camiones y camionetas robados a sus dueños o en la vía pública.

El índice comenzó a disminuir en 2003, a raíz de diversos operativos policiales que cerraron al menos 4 mil desarmaderos en todo el país, entre los que se destacaron tres talleres de gran tamaño de La Matanza, Berazategui y Lomas de Zamora “implicados –según la Policía Bonaerense– con robos de vehículos en todo el Conurbano”. En el caso local, la Bonaerense desarmó una red que actuaba en zona sur y poseía un patrimonio cercano a los 2 millones de pesos.

Al finalizar 2003, el índice acumulado de robos y hurtos a automotores se había reducido a menos de 60 mil casos en el conurbano; en 2004 la cifra bajó a 35 mil, y durante 2005 se registraron poco más de 27 mil robos de vehículos, siempre según cifras oficiales del Ministerio de Seguridad bonaerense.

Cortando con esa tendencia, en 2006 el caudal de delitos contra la propiedad de automotores creció un 9,6 por ciento en el Gran Buenos Aires, alcanzando una cifra cercana a los 30 mil vehículos robados, según informaciones precisadas por agencias aseguradoras y confirmadas “con reparos” por el gobierno provincial.

Aunque aún no trascendieron números para el año en curso, el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, León Arslanián, estimó semanas atrás en una conferencia de prensa que “posiblemente (los robos de automotores) hayan aumentado ínfimamente” en el primer semestre de 2007.

En boca de los entrevistados por AUNO, el panorama sería el siguiente: los repuestos “desarmados” son hasta un 75 por ciento más baratos y otorgan muchas ganancias a los comerciantes, pero durante varios años esos réditos no se reportaron en la economía local, restringieron el ascenso de pequeñas y medianas empresas y, en la mayoría de los casos, provienen de autos robados.

La solución, para el comerciante lomense de Villa Albertina, es conjunta: “Brindar un marco (comercial, judicial y legal) que apoye el mercado del usado, para no tener que recurrir a artículos robados, a la vez que se controlan los delitos contra automotores y se combate el mercado ‘ilegal’”.

LP-AFD
AUNO-08-08-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>