“Vine a aportar mi experiencia”

Con esa idea, Mario Regueiro llegó a Lanús. El delantero uruguayo, que por el momento es el único refuerzo que trajo el “Granate”, marcó dos goles en un amistoso ante Argentinos. A los 31 años, el ex jugador de Nacional pretende convertirse en la carta goleadora del elenco que dirige Luis Zubeldía. “Vine a este club para sumar. Espero que se puedan conseguir grandes resultados”, aseguró.

Matías Quercia

Ya pasó más de una semana de la final del Mundial en Sudáfrica, que le permitió a España, luego de vencer a Holanda 1-0, levantar la Copa por primera vez en su historia. Y ya sin fútbol internacional, aún restan 15 días para que comience el Torneo Apertura. Mientras tanto, los equipos siguen en pretemporada, a puro partido amistoso.

Lanús no es la excepción, y la victoria de ayer ante Argentinos (4-1) en la “Fortaleza” de Guidi y Arias, no sólo le sirvió al entrenador Luis Zubeldía para probar un nuevo esquema, con tres defensores y un mediocampo más poblado, sino que además fue la carta de presentación del único refuerzo que trajo el “Granate” hasta el momento: Mario Regueiro.

El delantero uruguayo, proveniente de Nacional y con varios años en el fútbol europeo, convirtió dos tantos en la goleada frente al campeón del
Apertura y aseguró que vino para “ayudar al equipo con experiencia”.
Además, remarcó que Lanús tiene “un plantel muy joven que necesita del aporte de los más futbolistas más grandes como para hacer una buena campaña”.

“Estamos en los primeros pasos en esta pretemporada. Recién empezamos a jugar amistosos y con el correr de los días vamos a encontrar un mejor funcionamiento. Es un club muy serio y eso me motivó a venir. Espero ayudar con mi experiencia”, analizó, en diálogo con AUNO.

El tanteador del triunfo sobre el “bicho”, que dirige Pedro Troglio, lo completaron Gonzalo Castillejos y Sergio Escudero con un gol en contra.
Así, el elenco granate superó a un equipo con muchas ausencias en relación a aquel que se consagró campeón hace dos meses de la mano de Claudio Borghi, actual DT de Boca.

La importancia de Regueiro comienza a dar sus frutos en un equipo que tiene por delante una serie de partidos de pretemporada, que continuará el sábado ante Ferro y se completará con All Boys, antes del inicio del Apertura.

El rival en la primera fecha, allá por el 8 de agosto, será Arsenal, en Sarandí, y para el delantero uruguayo, que recién hace sus primeros pasos en el fútbol argentino, será un comienzo “complicado al que hay que llegar de la mejor forma”.

“Este fútbol es muy competitivo, con grandes equipos y muchas figuras destacadas. En Lanús hay jóvenes que tienen un futuro enorme y realmente eso motiva a cualquier jugador para venir. Espero colmar las expectativas, pero para eso son muy importantes los goles. Será fundamental que pueda seguir convirtiendo cuando se empiece a jugar por los puntos”, afirmó.

Y siguió: “El entrenador tiene mucha confianza en mis condiciones y en lo que le puedo aportar al plantel. Hay que acomodarse a las necesidades del equipo. De esa forma se van a conseguir resultados. Es cuestión de tiempo”.

Refuerzo mundialista
Uruguay tuvo un gran papel en Sudáfrica al llegar hasta las semifinales, donde cayó ante Holanda (2-3) y luego por un lugar en el podio, perdió frente a Alemania por el mismo resultado, lo que dejó al elenco celeste en la cuarta ubicación, la mejor campaña desde el Mundial de México en 1970.

África recordará el paso uruguayo en las figuras de sus delanteros: la hazaña de Diego Forlán con sus goles, que lo convirtieron en el mejor jugador del Mundial. O la recordada mano de Luis Suarez en el último minuto de los cuartos de final frente a Ghana, para llevar el partido a la definición por penales.

Incluso la locura de Sebastián Abreu, que pasó a la historia al picar la pelota en el último disparo desde los 12 pasos de esa definición, que e permitió a la “Celeste” llegar a las semifinales.

Regueiro fue parte del proceso que Oscar Tabárez inició en 2006, pero no logró un lugar entre los 23 futbolistas que viajaron a Sudáfrica. No obstante, el artillero sabe lo que es jugar un Mundial, ya que en 2002 disputó en Corea-Japón ese torneo con la camiseta celeste.

Con 31 años, el subcampeón mundial juvenil en Malasia en 1997, adquirió experiencia en el viejo continente, especialmente en el fútbol español, desde su transferencia a Racing de Santander, Valencia y Murcia que se extendió a lo largo de nueve años, antes de un breve paso por el fútbol griego.

“Jugar un Mundial da la posibilidad de llegar a lo máximo que un futbolista puede aspirar, pero eso no hace que el resto lo desmotive. Al contrario, uno siempre piensa en la posibilidad de recuperar un máximo nivel y
volver a vestir la camiseta de su selección”, remarcó.

“La idea, al venir a Lanús es hacer lo mejor posible para conseguir ese objetivo personal y poder logar grandes resultados con este club. El plantel está en condiciones de pelear el título, pero antes hay que prepararse con todo”, cerró.

AUNO-22-07-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>