Una interna que continúa y se recalienta cada vez más

El presidente Carlos Portell habló del momento institucional del “Taladro”, volvió a pegarle a la oposición y se refirió a las polémicas que surgieron luego de la Asamblea que se realizó el pasado domingo. “Ningún club de Primera puede presentar números tan positivos como los nuestros”, señaló. Además, aseguró que sólo conoce “a uno o a dos” integrantes de la barra brava y que no puede confirmar si estuvieron presentes en el recinto donde sesionaron los socios. “Jamás tuve relación con ellos”, sentenció.

Mariano Verrina

Si uno escucha a unos y a otros parece que están hablando de realidades diametralmente opuestas. Incluso, de distinos clubes. De maneras diferentes de manejar el mismo timón y de una visión de la política que transcurre por carriles muy disímiles.

Pero el club es el mismo. Lo que ocurre es que en los últimos tiempos la vida política de Banfield adquirió una relevancia inédita. Todo se acentuó luego de la reñida victoria de Carlos Portell en las elecciones presidenciales de octubre de 2008, que le posibilitaron extender su mandato por tres años más.

El pasado domingo se realizó la Asamblea en la que se presentó y se aprobó la Memoria y Balance de la temporada 2007/2008. Otra vez el resultado fue ajustado (de las 397 personas que votaron, 211 lo hicieron por el sí, 176 por el no y hubo 10 abstenciones) y nuevamente las conclusiones son contrapuestas.

En dialogo con AUNO, el presidente del club, Carlos Portell, dejó su mirada sobre lo ocurrido en la Asamblea y se refirió a la actualidad institucional y política de la institución.

-¿Qué análisis hace de la Asamblea?
-Fue un acto realmente muy numeroso, por suerte. Comenzó a las 9.40, así que no arrancó tan temprano como dijeron. Hubo más de 400 socios y fue una satisfacción presentarles a todos ellos un balance que arrojó un superávit de casi 20 millones de pesos. Eso es algo histórico para Banfield. El otro día estuve en AFA y, por lo que vi, al menos en los últimos tres años, ningún otro club de Primera División presentó números tan positivos como los nuestros.

-¿Por qué si el balance fue tan positivo surgieron tantas polémicas en la previa?
-Lo que pasa es que hoy Banfield está muy politizado y cuando los clubes están muy politizados nunca suceden cosas buenas. Tenemos el caso de Ferro, por ejemplo, y miremos dónde está ahora. Esperemos que acá no ocurra lo mismo. Yo no digo que no exista el disenso, eso me parece bien, pero no hay que decir blanco sólo porque el otro dice negro.

-¿Qué motivos encuentra para que el resultado haya sido tan ajustado?
-No hay ningún motivo. Sabíamos que la oposición iba a mover cielo y tierra para tratar de no aprobar el balance. Pero los revisores de cuentas siempre tuvieron todos los datos a su disposición y contaron con el tiempo necesario como para controlar todo lo que quisieran.

-¿Hay manera de que estas diferencias políticas se solucionen en el futuro?
-No depende de nosotros. Tenemos dos años y medio más de gestión por delante y vamos a cumplir nuestro mandato. La gente nos dio su apoyo en las elecciones y volvió a darnos su respaldo en la Asamblea.

Las respuestas del presidente grafican de la mejor manera el momento institucional de Banfield. Hoy, la política del club se divide en dos veredas totalmente opuestas. De un lado, está el oficialismo, con un terreno más ancho y con amplia mayoría de representantes para tomar decisiones. Del otro, en una parcela un poco más pequeña, se ubica la oposición, que aspiraba a llegar al poder en los comicios pasados (Eduardo Spinosa, su referente, perdió por 24 votos) y ahora debe conformarse con cuestionar el accionar oficial desde su rol minoritario.

-¿Fue la barra brava a la Asamblea?
-Conozco a uno o dos barras y no puedo asegurar si estaban o no. Quizás alguno estaba, pero desde la ubicación en la que yo me encontraba, la verdad, no los pude ver.

-¿Qué relación tiene con ellos?
-Ninguna, nada.

-¿Nunca le pidieron algo o le vinieron a hablar?
-Jamás. Ya te dije que no tengo relación. Ahora, si está buscando que le diga que los conozco… Yo estoy en el palco y ellos en un costado, en la tribuna.

-Convengamos que no es tan extraño que en el fútbol argentino un dirigente tenga relación con los barras.
-Sí, por eso estuvieron más de un año insultándome.

AUNO- 09-04-09
MV-LDC
deportes@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>