Una condena que no alcanza

La familia de Nancy Roldán, una joven victima de violencia de género durante ocho años, cuestionó la condena a 11 años de prisión que recibió el agresor. Piden que la pena sea efectiva.

María Eugenia Muzio

Lomas de Zamora, 13 de noviembre (AUNO) – La familia de Nancy Roldán, una mujer que durante ocho años fue víctima de violencia de género, cuestionó la pena a 11 años de prisión que recibió el agresor, al considerar que “solo fue condenado por tratar de matarla” en una ocasión y no por “los años de maltrato acumulado” que sufrió la mujer.

El entorno de Roldán alertó que Rubén Pimentel, el agresor, con buena conducta podría salir en libertad “en tan solo ocho años”, por lo que la víctima buscará “asesoramiento judicial para que por lo menos cumpla la sentencia pautada y pague” por todas las violaciones, amenazas, golpes e insultos que la mujer recibió en este tiempo.

En diálogo con AUNO, Carmen Roldán, la hermana de Nancy, contó que la joven agredida todavía recibe amenazas por parte de la familia del agresor tales como “ya te vamos a cruzar y te vamos a llenar de ‘besos’”, por lo remarcó que “hay que estar cuidándola permanentemente como antes”.

Durante estos ocho años, la víctima, que vive en el barrio Transradio de Monte Grande, realizó 15 denuncias por violencia que según sus familiares “deberían haber sido más, pero el agresor estaba rondando alrededor de ella constantemente y no podía salir de la casa o el negocio donde trabaja”.

A pesar de haber recibido un botón anti pánico y de tener un custodio dinámico local cuidándola, la hermana de la víctima declaró que las medidas eran “en vano” ya que “volvía constantemente a maltratarla”.

El episodio por el que el agresor, que fue pareja de Nancy durante pocos meses, fue condenado ocurrió el 23 de junio cuando la mujer estaba en su trabajo, donde Pimentel pretendió asesinarla con un elemento cortante por lo que la agredida llamó a su hermana desesperada, quien llegó al lugar y fue cortada al intentar defender a la joven.

En ese momento, los vecinos que escucharon los gritos “corrieron con piedras” al agresor, quien “se subió a su camioneta y se fue”, pero fue detenido por la policía y “desde ese día está en la cárcel”, relató Carmen.

AUNO 14-11-2015
MEM-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>