Una ayuda para recuperar lo robado

Tras sufrir el quinto robo en menos de tres años en su calesita solidaria, Casa Manu, la organización que contiene a niños con HIV, recibe donaciones para que el juego vuelva a funcionar como antes. “Falta vigilancia en la zona”, cuestionó la directora del hogar, Silvia Casas.

Pablo Miglio

Monte Grande, julio 13 (AUNO)- Casa Manu, que brinda hogar y contención a niños portadores de HIV, continúa recibiendo donaciones luego de un nuevo robo de la calesita solidaria de la organización de Esteban Echeverría, que permite que “los niños ayuden a los niños”.

Se trata del quinto robo en tres años desde que el hogar se hizo cargo en comodato del juego, que está ubicado en la plaza lindera a la estación de Luís Guillón.

A pesar de la seguridad, reforzada por la organización tras cada robo, y de funcionar a solo dos cuadras de una comisaría, los asaltantes causaron destrozos y se llevaron un equipo de música así como el escaso dinero que encontraron.

La directora de Casa Manu, Silvia Casas, en diálogo con AUNO, aseguró que la causa de los robos es la “falta de vigilancia” en la zona y denunció que la Policía no hizo caso a “los pedidos de patrullaje” que realizaron en la comisaría y ni siquiera “les tomaron la denuncia” luego del primer asalto.

Si bien la calesita volvió a funcionar gracias a “un equipo de música prestado”, todavía no pudieron reparar los daños ya que deben enfrentar “los enormes gastos de la cotidianidad” del hogar.

La directora destacó el “efecto solidario” de la calesita que “sigue siendo algo maravilloso y necesario”, así como agradeció el “boca en boca” que impulsa a los vecinos de la localidad a acercarse a ayudar.

Además de los gastos corrientes, ahora se suma el aumento en la tarifa de luz, que “subió de 1.300 a 5.200 pesos”, y que deben enfrentar “sin ayuda del Estado”, cuestionó Casas.

La calesita no es la única fuente de ingresos de la fundación: también dependen de “las donaciones de la comunidad echeverriana”, principalmente ropa y muebles, que usan para el armado de la feria americana que realizan durante dos días al mes en Ortega 147, Monte Grande.

La próxima feria americana se llevará a cabo el viernes 16 y sábado 17 de julio, de 11 a 18, y las donaciones se reciben en el hogar, Weiman 670, Monte Grande, de lunes a viernes, de 8 a 18.

Casa Manu, donde hoy viven 20 niños de entre 9 meses y 16 años, se inauguró en 2002 para albergar y contener a menores que conviven con VIH o sida y se encuentran en estado de abandono de persona.

Además, la organización desarrolla actividades de prevención y trabaja contra la estigmatización que genera la enfermedad en la sociedad.

AUNO 13-07-2016
PM-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>