Un semestre con resultados dispares

El décimo puesto en la tabla de posiciones no dice mucho de la actuación de un equipo a lo largo de medio torneo, pero si se revisaran las peripecias que atravesó el ‘Taladro’ desde febrero sería muy complicado realizar el balance de lo que dejó el semestre. Refuerzos que respondieron, refuerzos que no, cambios de esquemas, rachas positivas y negativas configuraron este semestre que dejó gusto a poco.

Agustín Szafranko

Lomas de Zamora, junio 13 (AUNO).- Al cabo de las primeras 15 fechas del Torneo de Primera División, Banfield cerró un semestre aceptable desde las estadísticas pero irregular desde el rendimiento ofrecido dentro del terreno de juego: nunca logró un funcionamiento estable pese a los cuatro triunfos al hilo que obtuvo en un tramo del campeonato, opacados por la posterior seguidilla de malos resultados en el Florencio Sola y el bajo nivel de algunos de sus refuerzos.

Los pésimos resultados obtenidos en el cierre del pasado torneo dejaron al ‘Taladro’ con 20 puntos, entre los últimos puestos de la tabla y con la obligación de traducir en triunfos todo lo que el equipo había insinuado en el gran juego exhibido por momentos.

Tanto es así que, pese al 18° lugar, Independiente compró a sus dos laterales titulares, Gustavo Toledo y Nicolás Tagliafico, y tanto Ricardo Noir como Nicolás Bertolo sedujeron a varios clubes grandes en el mercado veraniego.

De todos modos, ante la partida de los carrileros y de su goleador Santiago Salcedo, el entrenador ‘albiverde’, Matías Almeyda, debió reestructurar su equipo en busca de la solidez que le faltaba en el mediocampo y en la defensa.

Ocho fueron las caras nuevas: el arquero Fernando Pellegrino; los defensores Cristian Díaz, Luciano Civelli y Sergio Vittor; los mediocampistas Matías Abelairas y Maximiliano Calzada; y los delanteros Mauricio Cuero y Lucas Viatri.

El comienzo del torneo no fue el mejor para el ‘Taladro’, dado que a la derrota en el debut frente a Temperley como local (1-0), se le sumaron el empate sin goles frente a Colón y un tropiezo en Florencio Varela a manos de Defensa y Justicia (1-0). En el medio, logró una gran goleada frente a Atlético de Rafaela en Santa Fe (4-1) que le daba algo de aire al ‘Pelado’, quien ya estaba siendo puesto en duda desde diversos medios deportivos.

Pero en la quinta fecha, en el peor momento de Banfield en el semestre, una victoria frente a San Martín de San Juan (3-2), luego de ir abajo en el marcador, despertó su buen funcionamiento y así obtuvo otro triunfo contra Estudiantes en La Plata (2-1) de manera agónica.

Los ánimos estaban altos, dado que también había logrado clasificarse para los octavos de final de la Copa Argentina tras vencer en abril a Sol de América de Formosa (1-0). Además, contribuyeron para dos sonrisas más los triunfos frente a Huracán (1-0) y Nueva Chicago (2-1).

Pero las derrotas en el Clásico del Sur frente a Lanús (2-1) y contra River (4-1) acabaron con todo atisbo de ilusión por pelear los primeros lugares, si bien un posterior empate contra Independiente (1-1) y un contundente triunfo contra Aldosivi (3-0) devolvieron a los de Almeyda a los primeros diez lugares.

Con todo listo para volver a catapultarse a los primeros lugares, la muerte del juvenil Emmanuel Ortega, jugando para San Martín de Burzaco, conmocionó al mundo del fútbol, y en especial al club de Peña y Arenales.

El impacto anímico negativo pareció pesar en la derrota como local a manos de un alicaído Vélez (3-1), tropezón que confirmó la irregularidad
en el campeonato. Una buena actuación en Rosario, pese al empate contra Newell’s (1-1), complicó aún más todo análisis que pueda hacérsele al semestre de Banfield, que se coronó con una extraña igualdad sin goles y sin brillo contra Sarmiento.

En conclusión, el ‘Taladro’ en 15 partidos hizo más puntos que en los 19 encuentros del semestre pasado, pero no logró desplegar el gran fútbol que exhibió en pasajes de aquél certamen. Almeyda cambió varias veces el esquema debido a lesiones y bajos rendimientos y algunos de los refuerzos pudieron aportar mucho menos de lo esperado.

Resta tras la Copa América ver cómo se refuerza el equipo para intuir si logrará inmiscuirse entre lo que lucharán por un lugar en la Libertadores o si será un equipo sin pretensiones de pelear por un título.Todo está en manos de Almeyda.

AUNO 13-06-15
AS-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>