Un reclamo por mejoras en la infraestructura ferroviaria

Los familiares de un chico que falleció al caerse del tren en la estación de Claypole exigieron mejoras en la infraestructura de seguridad. Al cumplirse el tercer aniversario del hecho, realizaron una marcha hasta la Subsecretaría de Transporte para entregar un petitorio. No fueron recibidos.

“Estamos cansados”, se quejó la mamá de un joven de la localidad de Claypole, Almirante Brown, que el 3 de agosto de 2006 falleció al caer del vagón del en que se había colgado para ir a trabajar desde esa estación. Es que desde ese año, junto a la agrupación Familiares de Víctimas del Ferrocarril, luchan para que haya “mejoras” en la infraestructura de los trenes para “evitar accidentes”. Esas quejas habían sido escuchadas por la Subsecretaría de Transporte Ferroviario, pero desde mediados del año pasado dejaron de ser recibidos por las autoridades.

Por eso, para manifestarse, a tres años de la muerte de Darío Romero, de 15 años, su mamá Patricia Bruzzone y su papá Aníbal Romero junto a otros 40 integrantes de la agrupación, se dirigieron desde la zona sur del Conurbano bonaerense a la Secretaría de Transporte de la Nación para exigir a las autoridades el “mejoramiento de la infraestructura de los trenes”.

Ese día (el lunes pasado), la idea era entregar un petitorio, pero según contó Bruzzone no recibieron respuesta, tal como sucede desde mediados del año pasado. Eso generó la indignación de la familia debido a que el subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna, —que los había atendido en dos oportunidades y que esta vez prefirió no hablar— les volvió a negar una reunión “por falta de tiempo”, según interpretó la madre.

Para graficar el riesgo que significa para los usuarios viajar en tren, Bruzzone denunció a AUNO que en el tramo Claypole-La Plata “no hay barreras y por eso ocurren accidentes a cada rato”.

Y aunque reconoció que la cantidad de esos hechos “disminuyeron” desde que las puertas de algunas formaciones diesel pasaron a ser automáticas, aclaró que en las horas pico “son sólo dos” los trenes que llegan con ese mecanismo porque el resto mantiene las puertas manuales.

Otro inconveniente que advirtió Bruzzone, es que en el tramo Claypole-Calzada “hay una bifurcación de las vías en el mismo lugar en donde hay un paso nivel y donde las formaciones eléctricas deben hacer el cambio de rieles” porque esos trenes salen por la misma ruta por la que entran.

“Acá no están haciendo las vías nuevas. Sí están haciendo todo como para formaciones eléctricas, pero acá no llega”, reaclamó.

En materia judicial, criticó el modo con que se manejan los juicios. En su caso particular detalló que los sucesivos jueces a cargo de la causa por la muerte de su hijo se declararon “incompetentes”, es decir, que el caso debió pasar a manos de otro tribunal para que fuera juzgado el ente regulador a cargo del transporte público o el Estado. Pero aún no hubo una resolución y todo volvió para atrás.

Asimismo, la madre de Darío afirmó que “nunca” recibió ni ella ni su familia la asistencia psicológica que el Estado debía brindarles, una obligación en casos como el de Darío.

CP-AFD
AUNO-06-08-09
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>