Un plan para detectar la transmisión vertical del Mal de Chagas

Según estimaciones oficiales, el 6,1 por ciento de las mujeres embarazadas en la Argentina padecen el Mal de Chagas. Pero a sólo un 15 por ciento de los recién nacidos, potencialmente infectados y pasibles de tratamiento se les detecta la enfermedad. Para subsanar ese déficit, el Ministerio de Salud implementará un programa que incluye la detección precoz de la enfermedad y la producción de medicamentos, en especial para niños menores de 15 años, para quienes hoy no existen posibilidades de tratamiento.

(AUNO) El Mal de Chagas, provocado por el parásito Trypanosoma cruzi afecta en la Argentina a 2,5 milloens de personas, de las cuales, el 27 por ciento padece miocardiopatía chagásica. La enfermedad es transmitida por la vinchuca, habitante de viviendas precarias del interior del país, en su mayoría ranchos de barro y paja, donde el insecto hace nido.

Según datos del Programa Nacional del Chagas, en el Chaco, el 20 por ciento de las embarazadas están infectadas, en La Rioja el 14 por ciento, en Formosa y en Santiago del Estero el 10 por ciento y en Salta el 9 por ciento. Pero, de acuerdo con un informe publicado por el suplemento Las 12 del diario Página 12, los exámenes de Chagas a todas las embarazadas son todavía una deuda pendiente. En ese sentido, la viceministra de Salud, Graciela Rosso, admite que “no se ha logrado optimizar la captación de la embarazada infectada: tenemos que asegurarnos el control en embarazadas porque los recién nacidos se curan y estamos poniendo hincapié en que esto se cumpla”.
.
Según la funcionaria, en el país se está tratanto una cantidad de población muy por debajo de la que debería estar bajo tratamiento: entre ellos, hay por lo menos 30 mil enfermos de Chagas menores de 15 años que son a quienes está comprobado que los medicamentos les hacen efecto y que hoy no reciben atención.
De acuerdo con un estudio oficial, la prevalecencia de infectados entre menores de 5 años es de 4,25 por ciento. “La eficacia del tratamiento es mayor cuando menor es la edad en la que se inicia”, sostiene el infectólogo infantil Héctor Freilij, a cargo del Servicio de Parasitología y Chagas del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.
La producción de medicamentos contra el Chagas no es rentable para los laboratorios. Es que la gran mayoría de los afectados son pobres, sin posibilidad económica de afrontar un tratamiento. Esa es la razón por la que empresas farmacéuticas han dejado de elaborar los medicamentos para esta enfermedad o bien no invierten en investigaciones para detectar nuevas drogas, como sí ocurre con otras patologías. Por eso, los gobiernos de Argentina y Brasil han firmado un acuerdo destinado a la producción estatal de remedios contra el Chagas, aunque todavía no se sabe cuándo ni cómo se iniciará la fabricación.
“Los dos únicos fármacos disponibles (nifurtimox y benzidazol) solo existen en el mercado en presentaciones para adultos, a pesar de que los niños son el grupo de población con mayor respuesta positiva al tratamiento”, advierte Claudia Ermeninto, de Médicos Sin Fronteras.
Otro de los puntos incluidos en el programa oficial es la fumigación masiva y periódica de ranchos, procedimiento que hasta ahora se ah realizado en forma parcial y aislada, y la construcción de viviendas.
AUNO 19-09-05

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>