Un laboratorio universitario elaborará, por primera vez en el país, un coagulante esencial para tratar la hemofilia

El Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) se convertirá este mes en el primer productor nacional del coagulante Factor VIII, utilizado por quienes padecen hemofilia. Además, el laboratorio duplicará su producción de medicamentos genéricos inyectables que provee a diversos hospitales.
Por Lucas Livchits

(AUNO) Luego de 20 años de espera, el Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba logró la autorización de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica) con la que podrá empezar a producir Factor VIII, un coagulante imprescindible para el tratamiento de la hemofilia tipo A o clásica.
De esa manera, el laboratorio universitario se transformará este mes en el primero que producirá el coagulante en la Argentina. Hasta el momento, el Factor VIII se importa en pequeñas cantidades y a precios muy elevados desde Venezuela, el único productor de América latina.

La hemofilia de tipo A es una enfermedad hereditaria padecida casi exclusivamente por hombres y caracterizada por la tendencia a las hemorragias sin motivo aparente. Se produce como consecuencia de la deficiencia de Factor VIII, una proteína que se encuentra en la sangre y que es fundamental para el proceso de coagulación.

En el país se estima que hay unas 2 mil personas afectadas por la hemofilia tipo A, que se beneficiarían por la reducción de los costos del coagulante. Cada hemofílico utiliza un mínimo de 10 mil dosis anuales de Factor VIII, que actualmente se venden a precios que oscilan entre 70 centavos y 1 peso. En cambio, el Laboratorio de Hemoderivados los podrá vender a 30 centavos.
Según explican en el Laboratorio de Hemoderivados, desde el inicio de la producción podrán abastecer el 20 por ciento del consumo de Factor VIII en la Argentina. Pero aspiran a que en el mediano plazo se llegue a elaborar la cantidad necesaria para satisfacer completamente la demanda nacional e incluso exportar a Uruguay y Chile.

La producción del coagulante en el laboratorio de la UNC será posible gracias a un crédito de 350 mil pesos otorgado por la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación, con el que pudieron adquirir el equipo necesario para el tratamiento del plasma, materia prima a partir de la que se obtiene el Factor VIII.

Además, con otro crédito de 2 millones de pesos, concedido por la misma Secretaría, el Laboratorio modernizará su equipamiento y duplicará la producción de medicamentos inyectables genéricos, transformándose en el productor farmacéutico más fuerte del sector público en todo el país. Su producción incluye diuréticos, antiácidos y antihistamínicos, entre otros fármacos de uso corriente en hospitales, que cuestan el promedio un 10 por ciento menos que los productos de laboratorios privados.
AUNO 12-10-04

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>