Un espacio más para exigir una mejor Justicia

Promoverán cambios en el sistema judicial para que allegados a las víctimas de delitos contra la vida y la integridad sexual puedan acceder al patrocinio legal del Estado, del mismo modo que los imputados. Trabajos brindarán asesoramiento sobre prevención. “Buscamos que la víctima sea tratada como una persona, porque si es de clase social baja no la atienden ni le contestan como corresponde”, definió su vicepresidente.

Un grupo de organizaciones presentará el lunes el Foro Comunitario por los Derechos de la Víctima (Focodevi) para “exigir el cumplimiento de los derechos de la víctima” en los procesos judiciales en la provincia de Buenos Aires, entre otras cosas. Lo que pretenden es que el Estado provea de abogados a los familiares de los damnificados tal como lo hace con los imputados, con el objetivo de poner fin a la “justicia de clases”, como definió el vicepresidente de ese espacio, Oscar Castelucci, padre de Martín, el joven asesinado por un patovica en un boliche de Lanús.

Hace un año y medio, diferentes asociaciones de familiares de víctimas comenzaron a dar sus primeros pasos para conformar un espacio que las uniera de manera permanente. El resultado fue el Focodevi, que presentarán oficialmente este lunes a las 18.30 en el auditorio del Sindicato de Trabajadores de Edificios, ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La experiencia común de haber perdido un ser querido fue lo que los motivó a conformar el foro. “Lo que nos propusimos de entrada fue no segmentarnos por las causas de las muertes. Nos remitimos puntualmente a los delitos contra la vida y la integridad sexual”, explicó a AUNO el titular de la Asociación Martín Castelucci, una de las que conformará el nuevo colectivo junto con la Asociación de Víctimas de la Impunidad sin Esclarecer (Avise) y la organización no gubernamental Santiaguito Miralles, entre otras.

En primera instancia, la mira está puesta en el funcionamiento judicial y en el trato que reciben los familiares de las víctimas. Porque lo que hoy existe es “una justicia de clases”, desde la óptica de Castelucci. “Buscamos que la víctima sea tratada como una persona. Porque si es de clase social baja no la atienden ni le contestan como corresponde. Y si uno no tiene recursos económicos está condenado a no formar parte”, argumentó.

Este “no formar parte” tiene que ver con que “el Estado no proporciona letrados a los familiares de las víctimas que no pueden acceder por su propia cuenta, como lo contempla el Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires”, explicó a esta agencia Raquel Witis, vocal del Foro.

Por este motivo, muchas causas parecen ser un signo de interrogación: “Quien no tiene un abogado en un juicio no puede apelar. Así, se cortan todas las vías para demostrar si un fallo está bien y todo queda en manos del fiscal”, apuntó la madre de Mariano Witis, el joven que fue asesinado por un policía.

Y esto sucedió en “numerosas oportunidades”, señaló Witis, que para ejemplificar recordó el caso de Gastón “Monito” Galván y Miguel “Piti” Burgos, dos adolescentes asesinados en Don Torcuato en 2001. “Los acusados eran varios policías, que quedaron libres. Si la madre del ‘Monito’ hubiera tenido abogado, podría haber apelado la sentencia. Es un caso muy conocido, porque a los policías se los acusó de integrar escuadrones de la muerte”.

“Cuando hay participación policial, los letrados no actúan como deberían, quizás porque no tienen experiencia suficiente o porque no es fácil litigar con un funcionario público. Son las causas más difíciles”, destacó Witis.

Para Castelucci, “de los imputados en delitos, el 20 por ciento tiene recursos para tener abogados y el 80 por ciento cuenta con defensor oficial. Con las víctimas se da la misma proporción social. Pero, por no contar con patrocinio estatal, algunos están vedados de acceder a la Justicia”, remarcó.

También en relación con el funcionamiento del sistema judicial, la nueva organización comunitaria presidida por Rosa García busca la participación del damnificado en los procesos. En la actualidad, la única presencia que se exige en las causas es la del imputado. Además, pretenden “abrir la discusión en cuanto a los periodos de prescripción de los delitos dolosos, lo cual conllevaría una modificación en el Código Penal”, indicó Castellucci.

Más allá de esta discusión con el Estado que el foro pretende iniciar, el espacio apunta a otros fines. Uno de ellos es la prevención. “Todos hemos padecido delitos y perdido hijos por situaciones evitables. Por eso es que lanzaremos campañas públicas”, adelantó Castelucci. Otro de los objetivos es la “autocapacitación”, a través de la “organización de seminarios internos que permitan el intercambio de saberes y experiencias”.

Como el eje es “el tema preventivo”, el Focodevi pretende erigirse como un espacio abierto no sólo a familiares de víctimas. Todo el que se interese puede participar, porque “la lucha está muy vinculada con la cuestión de los derechos humanos”, invitó el padre de Martín.

Además de las asociaciones mencionadas, integran el foro la Asociación de Padres de Kheyvis, la Red Nacional de Familiares de Víctimas de Tránsito, la Asociación Malditas Picadas y la Comisión por la Verdad, la Justicia y la Memoria de la Zona Norte. Cuentan con el respaldo de la representante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Tati Almeida; el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y diversos artistas como el músico Víctor Heredia.

MDY-AFD
AUNO-02-09-09
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>