Un encuentro para repensar la educación

Tuvo lugar en Lanús. Se convocaron docentes de los sistemas formal e informal de enseñanza para discutir nuevas formas de la denominada “educación popular”. Y concluyeron en la necesidad de dar una mirada latinoamericana a los contenidos.

Educadores populares de distintos puntos del país miembros del Foro Social y Educativo Paulo Freire se reunieron en el partido bonaerense de Lanús durante un encuentro en el que analizaron la situación de los esquemas de enseñanza formal y no formal, y concluyeron que “es necesaria” la aplicación de un modelo de alfabetización popular con perfil latinoamericano porque, criticaron, “la educación formal sigue siendo tal cual que a fines del siglo XIX”.

Bajo el lema “Educar para la Libertad en el año del Bicentenario y siempre”, a través trabajos grupales, lectura y actividades lúdicas, los miembros del foro apeló al “espíritu crítico” de los participantes con el fin de cuestionar el “tipo de educación que se está desarrollando en Latinoamérica y analizar cómo se podría modificar”.

De acuerdo al coordinador de ese colectivo, Eduardo Marello, la jornada incluyó charlas sobre las distintas visiones con que se alfabetizó “a lo largo de estos 200 años de historia latinoamericana”, comentó Marello; es decir que no se enfrascaron sólo en Argentina.

De esta manera se buscó “recrear distintos grupos bajo la perspectiva de las enseñanzas que dejó (el pedagogo brasileño) Paulo Freire” y de las de otros autores latinoamericanos que entendieron a la enseñanza popular como una alternativa a la “enseñanza formal”.

Es que, según Marello, la forma de alfabetizar que concibe la educación formal responde a una concepción “bancaria” de la educación, en la que “el chico es una alcancía” a la que “se le depositan cosas como en un banco”.

El foro cree todo lo contrario. “La educación es un acto político”, definió, puesto que “la educación tiene que ser educación liberadora” tal como Freire lo sostuvo: “Todo el mundo sabe algo y ese algo lo puede proponer en comunidad con el otro (para) entre ambos construir conocimiento”.

A la hora de evaluar los cambios en la enseñanza a lo largo de los 200 años de historia argentina, Marello criticó que “la educación formal sigue siendo tal cual que a fines del siglo XIX”.

“Mucho no hemos cambiado porque la educación actual es parte del proyecto que nació con la Ley de Enseñanza Obligatoria del siglo antepasado y que tuvo en Sarmiento un gran inspirador”, argumentó.

No obstante, concedió que “hay algunos esbozos de cambios”, pero no inscriptos dentro de una “propuesta política de cambio general”, y planteó la diferencia con la mirada del espacio al que pertenece: “Las problemáticas que trata la educación popular tienen que ver con la pobreza y con la situación económica, aunque no está dirigida solamente a los pobres, sino al conjunto de la población”.

La jornada contó con el apoyo del Instituto de Emprendimientos y Análisis (IDEA), y su directora, Vanina Castro, manifestó que la importancia de la formación y la capacitación radica en “la posibilidad de encontrar un nuevo camino, una nueva forma de pensar” y rechazó la postura que concibe a la enseñanza como una mera forma de deposición de conocimiento, en la que el docente incorpora al alumno determinados contenidos “sin la articulación y la exposición de lo que (el estudiante) también piensa”, como una crítica constructiva. “El tema es desaprender lo aprendido”, concluyó.

QUÉ ES EL FORO PAULO FREIRE

Con el lema “otra educación no sólo es posible, sino que además es necesaria”, el Foro Social y Educativo Paulo Freire surgió en plena crisis de 2002 como una iniciativa de distintos grupos que desarrollaban programas de educación popular, alfabetización y actividades comunitarias.

El espacio se define como “político pero apartidario” porque no adhiere a ninguna organización, aunque entiende a la educación como un acto político.

Trabajan con una libertad total de pensamiento, raza y credos en distintos puntos del Conurbano bonaerense y barrios de diferentes provincias, discuten permanentemente los alcances de su trabajo y reelaboran los lineamientos teóricos.

Si bien en un momento llegaron a ser alrededor de 300 los educadores que lo conformaban, el foro adquirió nuevos alcances a partir de la utilización de redes sociales de Internet: “Al ser un espacio que trabaja en forma de red, es imposible definir la cantidad de gente que lo compone”, reconoció Marello.

Si bien algunos proyectos promovidos por el foro u otras organizaciones que pertenecen a su red durante 2004 y 2005 fueron financiados por el Ministerio de Desarrollo Social, actualmente las actividades no perciben ningún tipo de subvención ni sus organizadores cobra cuotas durante por la jornadas y encuentros como el que se realizó en Lanús, hace dos semanas.

DR-AFD
AUNO-04-05-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>