Sin definición para una planta de tratamiento de residuos

Hace un año el gobierno municipal anunció la construcción de una planta de tratamiento de residuos. Pero ahora el proyecto quedó en la indefinición

El plan anunciado hace un mes por el municipio de Esteban Echeverría para construir una planta de tratamiento de residuos se encuentra actualmente en una etapa de indefinición, a pesar de que las autoridades habían anunciado a este medio que “casi con seguridad se realizaría este año”.
Fuentes oficiales adelantaron a AUNO que “en este momento no hay nada definido” y que por lo tanto “está todo en tratativas”.
Una semana atrás, había trascendido que Echeverría y Almirante Brown estarían muy cerca de cerrar el convenio para comenzar el desarrollo de una planta de tratamiento interjurisdiccional a partir de noviembre, pero que el elemento decisivo para ello podría ser la permanencia del justicialismo en Brown, y la reelección del intendente de Esteban Echeverria, Alberto Groppi.
También existía la posibilidad de que el proyecto incluyera al partido de Lomas de Zamora, y la piedra angular del convenio seria entonces la coincidencia de límites entre los distritos, lo que facilitaría la construcción de la planta en un lugar equidistante de sus respectivas zonas urbanas.
Esta agencia ya había anticipado, luego de mantener un diálogo con el director de Ecología y Medio Ambiente de Esteban Echeverria, Mariano Palavezzati, que las autoridades de éste municipio evaluaban la opción de una planta integral junto a Lomas de Zamora y Almirante Brown.
Fuentes oficiales dijeron que “en este momento, todo permanece estático”.
El plan comenzó a tratarse en el marco del cierre del basural que el CEAMSE posee en González Catán, partido de La Matanza, razón por la cual Esteban Echeverría dejará de enviar residuos a ese predio.
Una vez que haya cerrado, el CEAMSE habilitará para Echeverria y otros municipios, otro espacio de relleno sanitario ubicado en zona norte hasta que comience a funcionar el sistema alternativo.
En ese momento, Palavezzati sostuvo que “es importante destacar que la planta de tratamiento no involucra la llamada disposición final de los residuos”, que es el sistema básico del relleno sanitario, en el cual la basura es enterrada periódicamente.
El sistema de relleno sanitario es considerado por muchos especialistas como “rudimentario”, además de ser muy criticado por los movimientos ambientales, que sostienen que ese procedimiento puede ser altamente contaminante.
Debido a cuestiones de este tipo y a una obligatoriedad legal que lleva a los municipios a buscar sistemas alternativos, lo que se intentará ahora es un proceso en el que los residuos serán tratados por separado –cartón, plástico, metal, etc.- e incluso podrán ser vendidos, mientras que el resto es considerado residuo orgánico útil.
Al ser más avanzado, este sistema es también más costoso, y se estima que la construcción e instalación de una planta de tratamiento de este tipo, vale aproximadamente 40 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>