“Sé que tengo una deuda con este club”

Aunque disfruta del momento que vive en el equipo que dirige Julio César Falcioni, el mediocampista Walter Erviti reconoce que todavía no alcanzó su máximo potencial. “El respaldo que me da el cuerpo técnico me permite estar tranquilo y confiando. Pero vine a Banfield con el objetivo de pelear por cosas importantes y es algo que tengo que saldar”, admitió.

Walter Erviti habla con la misma claridad con la que juega. Cada una de sus palabras deja una estela de transparencia. Esa que puede otorgar él mismo con cualquier pase profundo o con algún cambio de frente. Por eso, integra ese lote de jugadores diferentes. No sólo por lo que puede hacer con la pelota dentro de una cancha, sino también por cómo vive cuando se encuentra fuera de ella.

Sincero. Abierto. Frontal, como siempre, en una charla mano a mano con AUNO, afirmó sentirse “muy contento” por el gran momento que hoy le toca vivir en Banfield. Asegura que se lo debe a la confianza que le otorgó el cuerpo técnico y, en especial, Julio César Falcioni. “Sin embargo sé que tengo una deuda con el club. Hemos llegado para pelear cosas importantes y todavía no lo hemos logrado”, admitió.

De todas maneras, le brota el entusiasmo. Se lo ve ilusionado. Con el equipo, con sus compañeros y con el nuevo estilo de juego que parecería haber encontrado el “Taladro” en el arranque del Apertura 2009.

—¿Cómo analiza este presente de Banfield?
—Me parece que vamos por el buen camino. Las primeras fechas son muy importantes para ver el desarrollo del equipo, cómo está cada uno de los jugadores y el funcionamiento en general. Y creo que en estas dos jornadas logramos un saldo más que positivo: hemos jugado bien, superamos por muchos momentos a nuestros rivales y creamos muchas situaciones de gol.

—Igualmente todavía falta mucho, y lo que han hecho hasta ahora lo tienen que ratificar con el correr de las fechas.
—Lo sabemos. Creo que tenemos una deuda muy importante con nosotros mismos. Es que la mayoría de nosotros hemos llegado para pelear por cosas importantes y no lo hemos logrado en los últimos torneos. Obviamente, eso nos deja una deuda con la gente y con el club. Ahora, debemos llevar al equipo lo más arriba posible y dejar buenas impresiones, como hicimos contra Argentinos.

—¿Qué le faltó al equipo en ese partido para quedarse con los tres puntos?
— Nos faltó convertir. Tuvimos varias situaciones claras y no las pudimos concretar. De todas formas, eso es un pequeño detalle a corregir, porque logramos un buen juego y eso nos tranquiliza. No sólo a nosotros, también a la gente que nos fue a ver a La Paternal.

—¿Sienten que han renovado la confianza?
—Puede ser, igual yo no puedo afirmar eso. Lo que sé es que el sábado pasado los hinchas nos aplaudieron y se mostraron muy contentos con nuestro rendimiento. Sobre todo después de lo hecho en el primer tiempo, en el que, según mi parecer, dimos un lindo espectáculo de fútbol.

—¿Siente que junto con James Rodríguez empiezan a formar una sociedad que puede ser clave para este Banfield?
—Sí, la verdad que sí. Lo hablé varias veces con él y me siento muy cómodo jugando a su lado. Es un chico de 18 años y juega muy bien al fútbol, entiende el juego como pocos y con futbolistas como él las cosas se hacen mucho más fáciles. Espero por el bien del equipo que nos sigamos entendiendo.

—También es importante el momento que atraviesan los delanteros Sebastián Fernández y Santiago Silva…
—Claro, pero no sólo ellos dos están pasando por un gran momento. Son varios los jugadores que andan bien en este equipo. Miremos el caso del “Mencho” (Maximiliano Bustos), que nos da aire en el mediocampo con su gran capacidad de recuperación. Quizá sea un jugador que no se nombra mucho, pero es fundamental en nuestro funcionamiento.

—¿Cree que Bustos no es valorado?
—Es típico del fútbol argentino. No se reconoce el trabajo de muchos futbolistas porque lo único que interesa son los resultados. Se vive a puro vértigo, todo es presión, por eso algunos proyectos duran tan poco. A mi parecer es algo que deberíamos cambiar si pretendemos tener un juego más rico.

—¿Esa es la diferencia que encontró cuando volvió de México?
—No es algo nuevo, pero con el tiempo se hizo más notorio. El fútbol argentino es cada vez más agresivo, lo que importa es no perder y se hace muy difícil jugar. Por eso los espectáculos terminan siendo pobres. Yo soy un defensor de los que intentan jugar, de los que tocan y por suerte ahora hay entrenadores, como Ángel Cappa y Diego Cocca, que predican esa concepción. Acá, en Banfield, estamos tratando de encontrar nuestro estilo, pero bueno, nunca hay que resignar la idea de jugar bien.

—Y esa vorágine del fútbol argentino, ¿por qué decidió quedarse en Banfield pese a las ofertas que tenía del exterior?
—Porque estoy muy bien acá. Hay un grupo fenomenal, estoy muy cómodo y eso lo valoro. Quiero quedarme mucho tiempo. Sé que Banfield puede lograr un juego vistoso, por los recursos que existen en su plantel, aunque todavía hay muchas cosas que mejorar.

—¿Personalmente está pasando por su mejor momento en el club?
—Tengo que agradecerle mucho a Julio (Falcioni) y a su cuerpo técnico porque me han dado mucha confianza. Cuando uno tiene ese respaldo se siente más tranquilo y las cosas pueden salir mucho mejor.

—¿Cree que le están saliendo las cosas bien?
—Sé que estoy en deuda, primero con el cuerpo técnico, después con el club y la gente. Creo que tengo que llegar más al gol y, pese a que doy mucho, pienso que podría dar más. Es algo que en este campeonato voy a tratar de saldar.

AUNO-01-09-09
NS-LDC
deportes@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>